Carlos de Tomás

“Vidas en el margen”: Carlos de Tomás regresa con su mejor prosa

Carlos de Tomás es uno de esos escasos autores a los que un solo género se les hace poca cosa y gustan de saltar de uno a otro; no por mero gusto, sino por necesidad. Se les acumulan las inquietudes, las historias y los personajes y hay que dejarlos salir. La literatura siempre ha sido y será una válvula de escape.

Poesía, relato, biografía (rescatando, como hizo en su día, a un desconocido para el gran público Lázaro López) y novela, especialmente negra, negra cañí, negra como la negra Meranga de sus poemas; son los géneros que ha trabajado.

Y ahora esto.
Ahora Vidas en el margen.
De Tomás regresa tras Las chimeneas de Moscú, novela que publicó, también en Editorial Amarante, hace apenas año y medio. Y lo hace con una prosa que encandila al lector, preciosista como podía serlo el juego de pies de Muhammad Ali antes de picar como una abeja (permitan los aficionados al boxeo el símil), narrando en primera persona la historia de un párroco recién jubilado que se adentra en un barrio marginal de una ciudad provinciana. “La historia de un cura que, en realidad, nunca quiso ser cura”, comenta el autor.

Una novela XXL desarrollada en menos de doscientas páginas. Pocos pueden hacerlo. Y sin WinZip ni WinRAR ni trucos baratos; la historia no está comprimida ni prensada, pero para hacer esto hace falta oficio. Y como resultado una sensación, la que queda en el lector, la que se le fija, de recuerdo, en el paladar, como lo hace un buen vino. Ya que muy pocas veces podemos disfrutar de la lectura de una novela como esta; con curas, delincuentes, putas, un chino, el chino Lee (que podría llevar la firma del mismísimo Chuck Palahniuk) y, por supuesto, Frank, el gordo Frank. “Con Frank pocas bromas (…), no puedo negar que le llegué a tomar un cierto aprecio”, podemos leer. Y le asalta a uno la duda de si tras esa frase, soltada como de soslayo en la novela, acaso se esconda una confesión que de Tomás no ha podido, o querido, evitar.

Es obvio que habría sido fácil, con los ingredientes y los personajes que ha manejado de Tomás en esta novela, caer en la provocación gratuita y facilona, incluso se podría haber rebajado el octanaje de la narración para intentar lograr algo más resultón, más light y edulcorado, pero, afortunadamente, estamos frente a un escritor, uno de los pocos, que habla con su prosa y cuya prosa habla por él.

Vidas en el margen

Vidas en el margen

Vidas en el márgen está disponible como libro electrónico (eBook) en las mejores librerías ubicadas en 60 países. También está disponible como libro en papel aquí:

Amarante e-librería
Librería Espacio Amarante
Librerías Amigas y cualquier librería
Amarante Amazon

Anuncios

Gracias por comentar