La verdad sobre el caso Harry Quebert es una gran novela escrita por Joël Dicker, suizo, francófono, aunque el argumento se sitúa claramente en EEUU, en la pequeña y costera ciudad de Aurora, en el estado de New Hampshire, retratada magistralmente con pelos y señales por este nuevo gran escritor.

El libro ha recibido los premios Goncourt de los Estudiantes y el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y se ha traducido a numerosos idiomas.

Joël Dicker nació el 16 de junio de 1985 en Ginebra, en la parte francófona de Suiza, y es hijo de una bibliotecaria y un profesor de francés. Sus obras publicadas son El Tigre, publicada en 2005 y Los últimos días de nuestros padres, en 2012, que resultó ganadora en 2010 con el Premio de los Escritores Ginebrinos.

La verdad sobre el caso Harry Quebert es también de 2012, el Libro de los Baltimore, desde 2015 y La desaparición de Stéphanie Mailer, fue editada en 2018, y está batiendo récords de ventas en todo el mundo.

Quiero centrarme en el bestseller La verdad sobre el caso Harry Quebert, una novela negra, de misterio, que cuenta con 670 páginas, y que atrapa al lector y a la lectora desde la primera hasta la última. Está considerada como una obra cruce de las novelas negras de los autores Larsson, Nabokov y Philip Roth.

Algunas de las características de esta obra son:

a) Mezcla el presente con el pasado, en tres fechas distintas: 1975, 1998 y 2008, en un ejercicio increíble del autor que pasa sin avisar de una a otra y a otra, en párrafos correlativos, obligándole a no perder una sola línea de la trama y a moverse por la novela con una agilidad inusitada, pues tan pronto se sitúa en una época como en otra.

b) Alterna la primera persona con la tercera del singular en la narración, lo que permite acercarnos al relato tremendamente y ala vez dar una opinión distinta, la del narrador, sobre circunstancias exógenas de la escena descrita.

c) Se trata de una novela policíaca que cuenta la vida y obra de dos escritores. Uno de ellos ha escrito el libro que tenemos entre las manos. El otro es el personaje en entredicho: Harry Quebert. Nunca sabemos si estamos antes o después en el hilo argumental del libro, ni a qué lado del espejo o de la realidad nos encontramos, temiéndonos un desengaño de nuestro criterio constantemente. Es un juego magistral y novedoso el que el autor nos propone.

d) Todos los personajes son importantes, y paradójicamente, los secundarios en especial. La lectora cree en un principio que los relatos, diálogos y anécdotas solo están adornando las páginas, aumentándolas, incluso despistándonos del meollo del asunto, pero finalmente, como se cita varias veces en el libro, comprueba que nada es lo que parece y las apariencias engañan a la hora de descubrir la verdad de este asesinato.

e) El argumento sostiene la investigación de un crimen, pero también una gran historia de amor, otra de lealtad y una cuarta de amistad.

f) En la novela se da por hecho que el autor va a vender un millón de ejemplares de la misma, y se han vendido, lo que es un órdago casi increíble, lanzado antes de cumplirse.

g) El autor se gana nuestra atención presentando continuamente detalles nuevos del caso que se investiga, así como coartadas que descartan la culpabilidad del personaje más proclive a ser el asesino, dando la vuelta por completo a las primeras impresiones.

h) Retrata la América profunda, rural, varada en el tiempo, pendiente de los vecinos que existe hoy y existía aún más fuertemente en 1975, con sus reverendos, sus cafeterías sus cotilleos de pueblo y desde luego su encanto, conjugado con una gran hipocresía social.

í) El autor se empeña en demostrarnos que cada ser humano es complejo, contradictorio y puede conseguir, si se lo propone, el mayor de los éxitos o su ruina total, también que la tenacidad y la sinceridad se alían, casi siempre, para buscar la solución a los más acuciantes problemas.

Argumento: La adolescente Nola Kellergan, hija del reverendo de Aurora, pequeña ciudad norteamericana, desapareció en 1975. Muchos años después, se encuentra su cadáver enterrado en el jardín de Harry Quebert, escritor de éxito y residente en la ciudad, amigo de otro gran autor que se encuentra en horas bajas de inspiración. Las vidas de ambos amigos seentrelazan, se separan y se implican en la investigación del crimen de Nola.

La novela resulto ser un gran thriller desde el momento de su publicación, casi imposible de superar en éxito, sin embargo otra obra del autor la está desbancando años después, llamada La desaparición de Stephanie Mailer, lo que indica que Joël Dicker se está consagrando como escritor de novela negra de gran éxito ya cierto.

Se ha estrenado también la adaptación como serie de La verdad sobre el caso Harry Quebert’, protagonizada magistralmente por el conocido actor Patrick Dempsey y dirigida por Jacques Annaud. La serie se ajusta muybien a la novela y los cambios de época se visualizan por el vestuario, lacaracterización de los mismos personajes con más o menos años encima, loscoches empleados, etcétera.

El éxito de la novela negra a lo largo del tiempo y en todo el mundo no sólo puede tener que ver con un hilo morboso de la conducta humana, que también, sino a la facilidad con que la narrativa sobre crímenes desmenuza el comportamiento de hombres y mujeres, seres humanos, en definitiva, atrapados por las más variopintas pasiones: amor, odio, ansia de poder o de venganza, desde luego de riqueza, y que en concreto se ven desbordados por la dura realidad del homicidio de otros seres humanos.

Es importante que la lengua española o la francesa, como en este caso, sea la original de bestsellers y no solo la inglesa, ya sea por calidad, por márketing o por ambas cosas, para que la variedad de idiomas enriquezca los matices, los argumentos, en una palabra, el léxico, y todos podamos disfrutar leyendo.

Teresa Álvarez Olías

Gracias por comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: