Entrevista al escritor panameño Osvaldo Reyes, autor del libro “Asesinato en Portobelo”.

Del 13 al 18 de agosto se celebró en la ciudad de Panamá la XV edición de la Feria Internacional del Libro. A diferencia de años anteriores, donde un país era reconocido como invitado, en esta ocasión los organizadores decidieron honrar un evento histórico: los 500 años de fundación de la ciudad de Panamá. La temática de la feria fue muy variada, pero era frecuente encontrar la alusión a este hecho en conversatorios y presentaciones de libros, que fueron el deleite de los participantes.

Uno de los libros que vio su nacimiento en esta feria fue la última obra del escritor de literatura negra Osvaldo Reyes. Asesinato en Portobelo, su décimo libro, fue publicado bajo el sello LC Amarante en España y se agotó en los primeros cuatro días de feria. Conversamos con el escritor sobre el género, su obra y el inesperado éxito de su último libro.

Editorial Amarante - Osvaldo Reyes - Asesinato en Portobelo

¿De qué se trata Asesinato en Portobelo?

Es una novela negra histórica. Se desarrolla entre la captura de la ciudad de Portobelo por el pirata Henry Morgan (1668) y la destrucción de la ciudad de Panamá La Vieja (1671). Cuando Morgan se toma Portobelo descubre, en un hostal abandonado, el cadáver mutilado de un español y ciertos documentos ocultos que sugieren que hay un tesoro de valor incalculable oculto en las entrañas de la ciudad de Panamá. Cuando los piratas abandonan Portobelo, un oidor y su escribano descubren que Morgan ocultó el crimen. Así empiezan dos carreras en paralelo. Por un lado, las justicias tratando de descubrir por qué la Hermandad de la Costa encubriría un crimen que no cometió y por el otro, los piratas haciendo todo lo posible por capturar Panamá. Al final, todos convergen en la ciudad en los albores de su destrucción, donde se revelará la verdad del asesinato en Portobelo.

Editorial Amarante - Osvaldo Reyes - Asesinato en Portobelo

Describes la obra como una novela negra histórica. ¿Es posible fusionar ambos géneros?

No es fácil, pero es posible. Todavía recuerdo cuando fui al cine a ver “El nombre de la rosa”, la película basada en la creación de Umberto Eco. No había leído el libro y la trama me cautivó. Sean Connery, como el sagaz William de Baskerville, un fraile franciscano forzado a resolver una serie de asesinatos en una abadía italiana del siglo XIV, hizo un trabajo fenomenal y disfruté la historia. Muchos años después tuve la oportunidad de conseguir el libro y leerlo. Todavía lo conservo, pues con sus páginas sentí que estaba en el cine nuevamente. Lo que es mejor, me imaginé los oscuros pasadizos de la biblioteca-laberinto como si estuviera caminando por ellos. Los crímenes, la investigación, los personajes motivados por sus propios intereses y la resolución final me mantuvieron pegados a sus páginas, a pesar de ya conocer el final. Es una prueba fehaciente de que es posible ambientar una historia en el pasado y, sin romper las reglas de la verosimilitud, intercalar una trama negra que se adapte a este entorno. Otro ejemplo viene de mi mentora literaria, Agatha Christie. En 1944 publicó “La venganza de Nofret”, una novela ambientada en Tebas en el año 2000 AC. Ella, en ese momento, trabajaba con su esposo, el arqueólogo Sir Max Mallowan en el Medio Oriente y tuvo la idea de crear una de sus tramas en el antiguo Egipto. Es su novela mejor desarrollada en cuanto a personajes, además de ser en la que más asesinatos ocurren, después de su reconocida “Y ninguno quedó”.

Editorial Amarante - Osvaldo Reyes - Asesinato en Portobelo

¿Te pasó como a Agatha Christie? ¿El entorno te obligó a escribir una novela negra histórica?

Seguro. Siempre quise escribir una novela como “El nombre de la rosa” o “Los pilares de la Tierra” de Ken Follet, aunque esta última no es negra. Vivo a unos kilómetros de las ruinas de Panamá La Vieja, la ciudad saqueada por el pirata Morgan en 1671. Pensé en escribir un libro ambientado allí y empecé a investigar. La historia verdadera es fascinante, sin añadir un solo crimen. Pude enfocarme en escribir una novela histórica, pero quería hacer algo diferente y recordé a William de Baskerville. Cuando empecé a desarrollar la trama en mi cabeza, mi detective iba a ser un fraile, pero en el camino descubrí que la vida diaria en el siglo XVII, en Panamá y en las demás audiencias de Tierra Firme, merecía su propia novela negra. En particular, los oidores (jueces) tenían un poder casi absoluto y muchas veces eran apoyados por ciudadanos ilustres de la élite, que los protegían de las autoridades que los supervisaban. Los escribanos, aun siendo oficiales de menor jerarquía, podían ser igual de peligrosos, ya que su palabra escrita era ley. Esa realidad era demasiado tentadora como para no aprovecharla y así nacieron don Francisco Alonso de Ayala y Hernán Asensio, quienes fungen como detectives en la historia.

Editorial Amarante - Osvaldo Reyes - Asesinato en Portobelo

Este año se celebran los 500 años de la fundación de la ciudad de Panamá. ¿Cómo fue la recepción del libro? ¿Lo publicaste este año, precisamente por esa razón?

La recepción me tomó por sorpresa. La feria empezó el martes 13 y desde temprano, desconocidos quedaron atrapados por la trama y se llevaron su copia. El jueves 15 de agosto, fecha de la celebración de los 500 años, presenté el libro. Fue un conversatorio con la escritora española Mónica Miguel Franco y el tiempo se hizo corto. Al final, cerramos con la presentación del tráiler del libro, un pequeño video que hago de todas mis obras desde que publiqué mi primera novela. Esa noche me quedaron menos de cincuenta ejemplares. El viernes se agotó y en el fin de semana, el número de personas que acudió interesado en llevarse un ejemplar, fue impresionante. Creo que la combinación de novela histórica y de misterio tiene su atractivo, pero es un trabajo demandante. Normalmente puedo escribir el borrador de una historia en unos tres meses. Asesinato en Portobelo me tomó seis, precedido por seis años de investigación. Busqué artículos, libros y tesis sobre cada uno de los detalles descritos en el libro y luego los verificaba contra otras fuentes. Revisé cartas en el Archivo General de Indias, caminé las calles de Portobelo, Panamá La Vieja y Port Royal. Visité sus museos e hice cientos de anotaciones. Todo para buscar esas pequeñas referencias que hicieran la parte histórica lo más real posible. No me quería sentar a escribir hasta sentir que podía representar el siglo XVII con fluidez y tranquilidad. Cuando recordé que este año se celebraban los 500 años de la fundación de la ciudad, cuya destrucción recreé al final del libro, supe que había llegado la hora.

Editorial Amarante - Osvaldo Reyes - Asesinato en Portobelo

¿Volverías a retomar el mundo que creaste en otro libro?

Seguro. En mi cabeza, Asesinato en Portobelo es el inicio de dos bilogías. Una especie de saga ambientada en el siglo XVII que podríamos llamar Indias Occidentales Noir. En una quiero explorar a los personajes del lado español que sobreviven al ataque de Morgan y en otra, a los piratas. Tengo un misterio para cada uno de los escenarios y así aprovecho el trabajo realizado todos estos años. Tan solo espero que a los lectores les guste la trama lo suficiente como para que quieran regresar. Algunos pensarán que exageré con ciertas situaciones, pero tengan por seguro que las partes más increíbles son, precisamente, las verdaderas.

Muchas gracias Osvaldo Reyes, ha sido un placer charlar contigo.


3 thoughts on “¿Existe la novela negra histórica?

Gracias por comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: