Educación Ensayo y Biografía Libros Literatura Opinión Redactores Reseñas Ser lector Teresa Álvarez Olías

“El código del dinero” de Raimón Samsó

El gran regalo de la vida es en quién te conviertes mientras persigues tus metas.

El paso de empleado a empleador y el éxito económico son los pilares del libro “El código del dinero”, que te anima a conquistar tu libertad financiera.

Cambio de paradigma sobre el dinero
Resumo capítulo por capítulo el libro y siempre desde la perspectiva del autor para que tengas una visión global antes de leerlo o afiances los conocimientos tras acabar la lectura. Con el objeto de conseguir algo distinto en la vida es preciso ser una persona distinta y hacer cosas diferentes. Cualquier ámbito de nuestra vida mejora cuando nosotros mejoramos, pero no antes. La pregunta que cualquiera puede formularse es: ¿concuerdan mis ideas con mis deseos?

Este libro propone un cambio de los paradigmas estereotipados sobre el dinero. Y mientras quede alguien que crea que sus problemas monetarios no tienen nada que ver con su mentalidad y comportamiento, habrá sufrimiento por asuntos de dinero. Todo se reduce a una programación del cerebro, un programa perdedor o ganador en el juego del dinero. Este libro ayuda a conseguir y programarse en la prosperidad. Se trata de aplicar fórmulas útiles o inútiles. El objetivo de este libro es desatar el coeficiente de inteligencia financiera.

Conquista tu libertad financiera
No busques la libertad financiera, mejor deshazte de todas las barreras que has levantado entre ella y tú. El código del dinero se aprende creando tu propio sistema de ingresos múltiples. Paciencia y disciplina absolutas son las actitudes más rentables para ello. El gran regalo de la vida es en quién te conviertes mientras persigues tus metas.

Consigues más dinero si te enfocas en hacerlo, no en disfrutar mientras sirves a las personas. Cuando no necesitas dinero de un modo apremiante es mucho más sencillo crear riqueza. Los pensamientos pobres dan resultados pobres. Los pensamientos ricos proporcionan comportamientos ricos y resultados ricos.

La prosperidad económica no se consigue en un empleo, sino fuera de él. Cuando no estés presionado por la necesidad de hacer dinero, te liberarás de la preocupación de pensar a cada minuto de dónde saldrá el siguiente euro, y entonces serás rico y libre.

Recupera tu pasión y tu vida
Contar con una única fuente de ingresos es una temeridad. La seguridad es una fantasía. Si trabajas en un empleo, cada vez tienes que trabajar más para ganar lo mismo. Las mentes ricas crean activos que generan flujos de dinero. Las mentes pobres crean más pasivos que les sacan más y más dinero. El activo crea dinero y el pasivo cuesta dinero. Cuando consigues un empleo tienes que trabajar. Cuando consigues un activo, éste empieza a trabajar para ti.

En la economía postindustrial el trabajo cambiará más que en los dos siglos anteriores. Estamos transitando a una economía de servicios en la que las materias primas serán el talento, la innovación, la tecnología y el conocimiento. El futuro está en la innovación, no en la producción. Los cambios traen oportunidades proporcionales a la velocidad de los mismos.

Cómo superar los tiempos de crisis
La crisis es coyuntural. La globalización es estructural. Uno de los efectos es la deslocalización (offshoring). Las personas no saben que su pobre educación financiera agrava su situación ante la crisis y las deja indefensas ante la globalización. Todo trabajo que sea intercambiable será cambiado de titular y de emplazamiento en el futuro. Si tu empleo requiere proximidad al cliente correrá menos riesgo de ser intercambiable o digitalizado. Especialízate en lo tuyo, entrega talento no digitalizable, sé no intercambiable y cultiva la proximidad.

Por qué hay problemas económicos
Muchas veces no se necesita más dinero, sino resolver el hábito de gastar más de lo que se ingresa. La peor mentira que podemos contarnos es que, si ganáramos más dinero, tendríamos más dinero. La solución no es un sueldo mejor, sino una mentalidad mejor. La inteligencia financiera te permite hacer distinciones en tus modos de ganar, cada vez más refinados. Primero di lo que te gustaría hacer y luego haz lo que tengas que hacer para lograrlo.

Si no estás ingresando lo que desearías, es porque hay algo sobre el dinero que aún no sabes. Vendiendo tiempo es imposible conseguir libertad financiera. Un trabajo convencional tiene dos inconvenientes: limita severamente la libertad y es un freno a la prosperidad económica.

Lo que marca tu éxito financiero no es lo bueno que eres en tu profesión, sino si limitas o no tus ingresos.

El precio del dinero se paga con coraje, creatividad, paciencia, imaginación, pasión, disciplina, y otras muchas cualidades. Los problemas económicos no se resuelven con dinero, sino con creatividad.

Los cuatro obstáculos a la libertad financiera
Las personas que buscan seguridad pierden libertad y viceversa. Si eliges la seguridad te privarás de la libertad financiera, porque son incompatibles.

  • El primer obstáculo son las creencias limitadoras. El miedo es el mayor freno de la humanidad a nivel colectivo e individual.
  • El segundo obstáculo es la actitud complaciente de vivir por inercia en la comodidad. Tenemos fobia al esfuerzo y toca reciclarse.
  • El tercer obstáculo son los malos hábitos financieros. Muchas personas no planifican. Viven al día. Llevan un tren de vida que no pueden pagar.
  • El cuarto obstáculo es la falta de educación financiera. Una buena formación económica no es un lujo, sino una necesidad.

Jubilación, el incierto futuro financiero

La jubilación es un grave problema en nuestros días. La fecha de su inicio debe estar de acuerdo con la esperanza de vida. Es fundamental que cada persona la planifique con tiempo.

¿Vives en un mundo que ya no existe?
Ya no son necesarias ni tierras, ni fábricas, ni capital para hacer dinero, sino información de valor. En la era de la agricultura la riqueza era la tierra. En la era industrial la riqueza era el capital. En la era de la información la riqueza es la información. Pasar de la sociedad de la información a la sociedad del conocimiento requerirá aprender a separar la información imprescindible de la prescindible y sobre todo a incorporarla desde la experiencia.

La globalización llegó para quedarse
El estado del bienestar no está garantizado. Nosotros mismos somos responsables de nuestro estado financiero. La globalización es buena. Lo malo es que ahora toca pagar el precio de la unificación.

Inteligencia financiera y libertad financiera
La inteligencia financiera consiste en dejar de trabajar por dinero y crear un sistema de ingresos múltiples que trabaje para nosotros. Este libro está escrito para quienes desean más libertad y para quienes desean más prosperidad. Lo inteligente financieramente es diversificar los ingresos.

La libertad financiera mide el tiempo que puedes permanecer sin trabajar manteniendo tu mismo nivel de vida. Las mentes millonarias tienen dos únicas reglas:

  • No pongas límite a los ingresos.
  • Nunca olvides lo anterior.

Cada uno gana el sueldo que se concede a sí mismo. Debes diversificar tus fuentes de ingresos. Tener una sola fuente de ingresos es peligroso. Es necesario que parte de estos ingresos se multipliquen de forma automática.

Los ingresos de los ricos son los ingresos pasivos, es decir, los que consigues por trabajar una vez y recibir buenos rendimientos de los mismos de forma recurrente. Una persona inteligente resuelve su problema financiero con imaginación, no con dinero. En la nueva economía no se pagará por horas, sino por resultados. El ingreso pésimo es el que se produce puntualmente, una sola vez. El óptimo es el que se produce periódicamente, como un flujo.

A continuación te dejo unos consejos para mejorar tu economía:

  • Revisa tus creencias sobre el dinero.
  • Escríbelas y luego cuestiónate, una por una, si son verdad o no.
  • Complementa tu nómina con otras fuentes de ingresos.
  • Págate primero a ti mismo.
  • No te endeudes con alegría.
  • Fíjate objetivos de ingresos crecientes cada año.
  • Crea diferentes fuentes de ingresos pasivos.
  • No entierres tus talentos en un trabajo anodino.
  • Fórmate financieramente.
  • No trates de resolver tus problemas de dinero solo con dinero.
  • Contrata un coach financiero.
  • Piensa en grande.
  • Empieza en pequeño.

Conciencia y dinero
La prosperidad y las buenas obras van juntas. La prosperidad es un estado mental. Cuando se aprende a pensar en términos de prosperidad, invariablemente la mente crea riqueza. La mente positiva es el origen de toda riqueza.

El vocabulario de la riqueza
Las palabras, además de describir, también transforman la realidad. Somos nuestras palabras. Nuestro vocabulario nos define. Te conviertes en tus palabras. Si puedes ver la riqueza en tu mente, podrás verla en la realidad. No hables jamás con nadie sobre limitación alguna. Aférrate a lo más grande que puedas imaginar y afirma que te pertenece. Percíbelo en tu visión mental y percibirás que la vida no tiene límites.

Las preguntas que te harán pensar
Si quieres prosperidad, deberás pensar y comportarte como una persona próspera. Si deseas obtener algo diferente, antes deberás formularte preguntas mejores. Si anhelas pasar a tu siguiente nivel, antes deberás trascender tus creencias actuales y contestar las siguientes preguntas.

  • ¿Cuáles son mis creencias sobre el dinero?
  • ¿Qué me parece hoy imposible sobre el dinero que si fuera posible lo cambiaría todo?
  • ¿Qué haría de mi vida si dispusiera de un millón de euros?
  • ¿Qué talento poseo que pueda convertirse en dinero?
  • ¿Qué habilidades precisaré desarrollar para progresar en mi profesión?
  • ¿Qué formación necesito para dar un gran salto en mi profesión?
  • ¿Qué es lo mejor y lo peor que puede ocurrirme si me dedico a lo que más amo?
  • ¿Qué habilidades y talentos poseo y no aprovecho al límite?

Los cuatro puntos cardinales del trabajo

  • Norte: personas que aman su trabajo y sus ingresos
  • Sur: personas que detestan su trabajo y detestan sus ingresos
  • Este: personas que detestan su trabajo pero aman sus ingresos
  • Oeste: personas que aman su trabajo pero detestan sus ingresos

Los ingresos pasivos
Son los que, creados, fluyen y se repiten. Los ingresos activos son ingresos pobres. Tras crear diferentes fuentes de ingresos en torno a tu pasión, busca, por un lado mejorar lo que ofreces, por otro el modo en que lo ofreces. Disfruta sirviendo a los demás.

Apalancamiento
La mente enfocada es la palanca más poderosa que existe. La deuda óptima es apalancamiento financiero porque financia una operación. La deuda pésima es apaleamiento financiero porque destruye tus finanzas. Convierte tu tiempo en una palanca con estos métodos:

  • Priorizando tareas.
  • Estableciendo objetivos y metas intermedias.
  • Enfocándote en lo importante y eliminando lo trivial.
  • Invirtiendo en conocimiento.
  • Dos medidas para el apalancamiento
  • Construye una web que venda. Hazlo con los objetivos de proporcionarte visibilidad, credibilidad y accesibilidad.
  • Construye tu marketing irresistible con los siguientes objetivos:
  • Incrementar el número de clientes
  • Aumentar el volumen de compras
  • Subir la frecuencia de las compras
  • Abrir un blog
  • Firmar tus escritos con la dirección de tu web
  • Confeccionar folletos y tarjetas
  • Promocionarte con un vídeo
  • Intercambiar links entre webs relacionadas
  • Claves para conseguir la inteligencia financiera
  • Actitud mental
  • Si ves en tu mente el dinero, lo verás en realidad.
  • Para arreglar tu economía no necesitas dinero, sino una mentalidad diferente que se traducirá en dinero y mucho más.
  • Limitarse a una única fuente de ingresos es una temeridad.
  • Debes creer en la libertad financiera y no en la seguridad laboral.
  • La carencia de la más elemental educación financiera es la causa de las penurias económicas.
  • La importancia de generar varias fuentes de ingresos variables, algunas de ellas pasivas, es grande.

Estrategia empresarial

  • El crecimiento de la facturación no viene por buscar más clientes, sino por seleccionar los mejores clientes y proyectos.
  • Los salvoconductos para la supervivencia, tanto moral como material, son el conocimiento y la conciencia. Invertir es preferible a especular.
  • El talento y la pasión por el servicio son el corazón de los negocios.
  • Crea tu propio sistema de ingresos múltiples, variables y pasivos que cumpla los siguientes requisitos:
  • Desarrollo de tus talentos profesionales.
  • Entrega de un servicio masivo a un número masivo de personas.
  • Pasión y transformación en un flujo de ingresos ilimitados.

Cuídate mucho.

Teresa Álvarez Olías

0 comments on ““El código del dinero” de Raimón Samsó

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: