CERBERO Y EL HADA

El hada posó su abrazo en el animal
como riendas de luz
de una sedosa mañana.

Cerbero, enternecido,
hinchó su lomo
con paz y estrellas,
mientras ligaba sus latidos
con el compás blanco
del pecho de su advenediza ama.

La joven,
cómplice del amanecer,
miró a los presos
moribundos de Hades.

Ellos desde los adentros,
al ver la estela sometida
del can en el umbral
del Reino de la Muerte,
corrieron hacia el sol
rasgando la tiniebla arácnida
que capturó sus vidas
dentro de oscuros pozos de nieve.

El último amante libre
se detuvo para admirar el candor
de aquel perro jubiloso,
ya sin su hada, solitario
pero con una blonda
de camelias y avellanas
colgando de su cuello pardo de toro.

JUAN J. RAMÍREZ

La Edad Media fue una época donde reinaba el ocultismo y el respeto religioso exacerbado. Por tanto, el miedo popular a los espíritus diabólicos estaba muy latente. 

Para lograr ahuyentar a las entidades malignas, los hogareños colocaban en las puertas de la calle aldabas (también conocidas como llamadores) de figuras amenazantes como leones, gárgolas o monstruos mitológicos. De esta forma creían que los fantasmas que acecharan sus casas se espantarían al ver colgados en los portales estos temibles personajes.

Aldaba antigua de un portón de castillo medieval con forma de cabeza de león

Acerca de Juan J. Ramirez

Poeta vallisoletano autor del libro ALFILES DE LA ESPERANZA (Editorial Amarante, 2021): Alfiles de la esperanza describe el viaje de un amante en busca de consuelo por los puentes intimos que unen la existencia con la fantasia. La realidad, el espiritu, lo cierto y lo abstracto se emparejan entre si de manera caprichosa y sentimental en nuestro dia a dia. Por tanto, este libro pretende descubrir esas fascinantes relaciones con la lente poetica y libre del Romanticismo. Una aventura lirica de capturar la sensualidad del mundo cotidiano. "Pero con esa luz tardia entre la bruma de ese rio de lava donde se funden mis dos realidades, se traslucen los alfiles de la esperanza que guardan mi corazon."

1 comment on “Temores de un diablo

  1. #LaContraPortadaDe

    LLAMADORES

    Estimados lectores/as:

    Estos llamadores adornados con seres grotescos eran la consecuencia de un miedo social a entes invisibles, y más aún, ilógicos. Pero ¿por qué el miedo irracional a entes fantásticos de todo tipo ha logrado perpetuarse en las distintas sociedades, a pesar del aumento exponencial de la alfabetización y del conocimiento científico-técnico? ¿O tal vez ese temor instintivo de la mente humana sea sólo el resultado de un arduo plan tendencioso?

    ¿Alguien duda de que la cultura popular se forja mediante un proceso de evaluación y consenso de cada uno de los individuos que forman una comunidad?

    En mi opinión, quiénes todavía hoy en día cuelgan «esas cabezas de león» en las puertas de su casa por miedo a ser atacados por cosas intangibles, no tienen ninguna duda de ello.

    Muy amables por considerar y leer mi artículo.

    – Juan J. Ramírez

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: