José Manuel Cruz. Fin de ciclo negro

Con la publicación de la novela El Enclave – Casandra encadenada, el escritor y economista José Manuel Cruz culmina su tetralogía noir sobre la crisis económica que estalló en 2007, sus efectos sociales y políticos y las implicaciones éticas y culturales relacionadas con ella. Dicha tetralogía comenzó con Sin tregua se consumían nuestros ojos (2013), continuó con El día en que paró la música (2014) y se fue acercando a su desenlace con El Enclave – El temor del mensajero (2016), novelas todas ellas publicadas por la Editorial Amarante. Asimismo, no hay que olvidarse del ensayo La economía estresada (2017), que José Manuel Cruz también publicó en esta misma editorial y que aborda los mismos temas desde una perspectiva técnica frente al planteamiento literario de la tetralogía ahora concluye, lo cual lo convierte en un valioso complemento.

EL ENCLAVE (CASANDRA ENCADENADA): Desenlace de la tetralogía sobre “La Gran Recesión”

El Enclave – Casandra encadenada se mueve en unas claves temáticas similares al resto de las novelas y, desde el punto de vista argumental, supone el fin de la historia iniciada en el anterior libro, cuyo detonante fue el robo de información en el banco de un paraíso fiscal, la cual resulta altamente comprometedora para la clase dirigente del país imaginario donde se desarrolla la acción. El inspector Tomás Silva, personaje central del cuarteto de novelas que estamos comentando, tendrá que resolver el caso, dar con la identidad real de Alexander, el oscuro personaje que, vinculado a las mafias El-enclave_Casandra-encadenada_ebookinternacionales, se halla infiltrado en alguna posición relevante del poder  y, además, salir airoso de la complicada situación en que se vio inmerso al final de El Enclave – El temor del mensajero. Contará con la ayuda de su equipo, los agentes Alejandro Gómez, Javier Osorio y Carla Robles y seguirá manteniendo una problemática relación con los miembros de la Brigada de Delincuencia Económica, liderados por el ambiguo inspector Méndez. Asimismo, conoceremos qué sucede con la contienda electoral entre Pilar Muro y Claudio Montellano para alcanzar la candidatura al puesto de Primer Ministro en el seno del Partido Moderado, con la huida de Mark Cortés (autor del robo de datos en el banco del Enclave) y Esteban Miranda, unidos en el objetivo de que la información obtenida sirva para hacer justicia, y con los abogados José Luis Ugarte y José Ángel Esquivias, amenazados con que salga a la luz su implicación en el lavado de dinero entre la Costa y el Enclave.

En un primer nivel de lectura, El Enclave – Casandra encadenada, como el resto de la tetralogía, se sirve de una frenética trama de género negro, que engancha al lector desde el primer momento, para hablar de los elementos básicos que conforman el funcionamiento de la economía actual: el empeoramiento de las condiciones sociales, lo cual se convierte en un factor de desprestigio del sistema político y el caldo de cultivo ideal para el auge del populismo, la aparición de numerosos casos de corrupción que afectan a los gobiernos y a las grandes empresas y la importancia de los paraísos fiscales como piezas esenciales de todo el sistema a nivel internacional.

Pero tanto El Enclave – Casandra encadenada como el resto de novelas no se quedan ahí y, en un segundo nivel de lectura, se puede percibir un esfuerzo por diseccionar la cultura y el sistema de valores que se han asentado en la base de nuestra sociedad para llegar a la situación actual. Y, por último, en su capa interpretativa final, todavía hay que decir que esta tetralogía habla al lector de las dialécticas que se producen en la relación individuo-sociedad: la lucha de la ética frente al poder, de la afirmación de la propia personalidad frente al empuje de un sentido gregario de la existencia, de las ansias de progreso frente a los intereses que promueven el inmovilismo, de la verdad frente a la ocultación, de la libertad frente al despotismo…

En definitiva, tras la publicación de El Enclave – Casandra encadenada, José Manuel Cruz termina un ciclo iniciado hace más de cinco años y que ha servido para hacer un amplio retrato novelístico del contexto en que se ha desarrollado la llamada Gran Recesión, retrato que convierte su tetralogía en una rara avis dentro del panorama literario español. A partir de ahora, el autor inicia una senda diferente que, aunque no significará dejar de lado definitivamente al personaje del inspector Silva y sus tribulaciones, sí que significará tal vez abordar otras vertientes temáticas y argumentales.

Autor: José Manuel Cruz
Género: Novela negra
Año: 2017

ISBN: 978-84-948039-1-8
Páginas: 372
Formato: Tapa blanda
Tamaño: 15×21 cm
Precio: 20 €

Otoño Amarante-Novela Negra. El escaparate que nos llega (II)

La apuesta de Amarante por la Novela Negra fue desde la conformación de su catálogo, cuando se fundó el sello editorial. Como dijo Juan Madrid en una famosa entrevista en El Cultural (2012)

La novela llamada negra cuenta, mejor que ninguna otra, según mi parecer, la radiografía profunda de una sociedad inmisericorde, corrupta, embustera, explotadora y basada en la doble moral, la doble verdad y la doble contabilidad.

Ese mismo año ganó Lorenzo Silva el Premio Planeta con su novela negra La Marca del Meridiano, y en este 2016 el Premio Planeta se lo han dado a Dolores Redondo por el policíaco Todo esto te daré.

al-tantear-la-costa-600Es preciso destacar que Amarante ha puesto en las librerías un puñado de novelas negras de gran interés; no solo por su factura literaria, también por lo candente de los temas y el testimonio como radiografía de los tiempos que nos tocan vivir. Destacamos la novela de Juan José Fernández Morales, Al tantear la costa Y es a orillas del Mediterráneo español, donde se sitúa fundamentalmente esta historia. Un detective descreído, un perdedor que se mueve marcado por el desamor y la soledad, investiga el asesinato de dos individuos en extrañas circunstancias y sin ningún móvil aparente. A lo largo de la investigación se cruzan personajes de distinta índole y condición, movidos por intereses económicos, con el mundo del arte, el terrorismo islamista y el tráfico de drogas como telón de fondo. La obra aporta, además de las características de la novela negra, páginas del género ensayístico que encajan perfectamente en la trama, y pasajes líricos en ocasiones teñidos de ironía. Cambiando de registro, y adentrándonos en el pasado, desde la Primera Guerra Mundial, nos sorprende un noire elegante, con el sabor del decó y los felices veinte. El robo de una obra de arte tendrán la culpa de atraparnos entre las páginas de Matar a Tiziano, tercera novela de Miguel Ángel Zamora.

tiempos-de-crimen-600Más en los cánones estrictos del género negro, situamos a Tiempos de Crimen de M. Delbal.

Novela que continúa en la linea de su anterior Muerte en el Ministerio, y repitiendo la elegancia de la inspectora Ada Valle. La irrupción de los escándalos del mundo financiero será un elemento determinante de la trama, en un escenario en el que la desigualdad social y el deterioro del estado del bienestar ponen un dramático contrapunto al mensaje oficial de recuperación económica del país. La presentación del libro se celebrará el próximo día 10 de noviembre a las 19:30 horas en la Librería Gaztambide de Madrid.

Dejando a un lado el género estrictamente policíaco o de el-demacre-600investigación, pero sin salirnos de los subgéneros “oscuros”, destacar El Demacre, novela urbana, oscura y de rabiosa actualidad, que destapa aspectos sórdidos de la noche madrileña; con una escritura directa pero de una belleza narrativa muy de agradecer. La sinopsis no tiene desperdicio para engancharnos a esta apasionante historia que nos cuenta Juan Muñoz:  “El Demacre” narra la historia de Diego, un “joven” madrileño de treinta y cinco años, cínico y hedonista, que busca prolongar a toda costa su vida parasitaria y fácil junto a Deyanira, su bella novia hispano-cubana de veinte años y estudiante de Historia del Arte. Para ello, y tras ver cómo sus sucesivos planes delirantes por ganar dinero fracasan uno tras otro, no duda en recurrir a un antiguo compañero de colegio, el Chi, quien se gana la vida pasando droga a domicilio, con la intención de trabajar para él. Sin embargo, pese a un inicio prometedor, pronto se torcerán las cosas para Diego. A los problemas con Deyanira y a su lucha sin cuartel contra su propio ego, se sumará la muerte de una chica en el after en el que Diego pasa droga los fines de semana y al que todos se refieren como “El Demacre”.

La novela se presentó el pasado 2o de octubre en la Librería Gaztambide de Madrid, con gran afluencia de público.

editorial
Juan Muñoz en la presentación de “El Demacre” en Librería Gaztambide

En cuanto a una novela que narra las interioridades y las miserias del sector financiero, mezclando las historias personales con una radiografía del universo intraeconómico, nos encontramos con El Enclave de José Manuel Cruz, presentada en Espacio Amarante el pasado 6 de octubre. Del autor y su última novela ya se ha escrito recientemente en este mismo medio, pero no obstante conviene destacar el gran conocimiento que posee del sector económico y financiero. El Enclave es una novela ágil y vibrante en la cual José Manuel Cruz se anticipa a la noticia de “los papeles de Panamá”. Destacar que Amarante tiene publicada la obra del escritor afincado en Málaga, y que en breve verá la luz un ensayo de divulgación económica que se encuentra en preparación.

el-enclave-el-temor-del-mensajero-600

Se pueden comprar en: https://editorialamarante.es o en tu librería habitual.