Cristina Magrazó

José Manuel Cruz. Fin de ciclo negro

Con la publicación de la novela El Enclave – Casandra encadenada, el escritor y economista José Manuel Cruz culmina su tetralogía noir sobre la crisis económica que estalló en 2007, sus efectos sociales y políticos y las implicaciones éticas y culturales relacionadas con ella. Dicha tetralogía comenzó con Sin tregua se consumían nuestros ojos (2013), continuó con El día en que paró la música (2014) y se fue acercando a su desenlace con El Enclave – El temor del mensajero (2016), novelas todas ellas publicadas por la Editorial Amarante. Asimismo, no hay que olvidarse del ensayo La economía estresada (2017), que José Manuel Cruz también publicó en esta misma editorial y que aborda los mismos temas desde una perspectiva técnica frente al planteamiento literario de la tetralogía ahora concluye, lo cual lo convierte en un valioso complemento.

EL ENCLAVE (CASANDRA ENCADENADA): Desenlace de la tetralogía sobre “La Gran Recesión”

El Enclave – Casandra encadenada se mueve en unas claves temáticas similares al resto de las novelas y, desde el punto de vista argumental, supone el fin de la historia iniciada en el anterior libro, cuyo detonante fue el robo de información en el banco de un paraíso fiscal, la cual resulta altamente comprometedora para la clase dirigente del país imaginario donde se desarrolla la acción. El inspector Tomás Silva, personaje central del cuarteto de novelas que estamos comentando, tendrá que resolver el caso, dar con la identidad real de Alexander, el oscuro personaje que, vinculado a las mafias El-enclave_Casandra-encadenada_ebookinternacionales, se halla infiltrado en alguna posición relevante del poder  y, además, salir airoso de la complicada situación en que se vio inmerso al final de El Enclave – El temor del mensajero. Contará con la ayuda de su equipo, los agentes Alejandro Gómez, Javier Osorio y Carla Robles y seguirá manteniendo una problemática relación con los miembros de la Brigada de Delincuencia Económica, liderados por el ambiguo inspector Méndez. Asimismo, conoceremos qué sucede con la contienda electoral entre Pilar Muro y Claudio Montellano para alcanzar la candidatura al puesto de Primer Ministro en el seno del Partido Moderado, con la huida de Mark Cortés (autor del robo de datos en el banco del Enclave) y Esteban Miranda, unidos en el objetivo de que la información obtenida sirva para hacer justicia, y con los abogados José Luis Ugarte y José Ángel Esquivias, amenazados con que salga a la luz su implicación en el lavado de dinero entre la Costa y el Enclave.

En un primer nivel de lectura, El Enclave – Casandra encadenada, como el resto de la tetralogía, se sirve de una frenética trama de género negro, que engancha al lector desde el primer momento, para hablar de los elementos básicos que conforman el funcionamiento de la economía actual: el empeoramiento de las condiciones sociales, lo cual se convierte en un factor de desprestigio del sistema político y el caldo de cultivo ideal para el auge del populismo, la aparición de numerosos casos de corrupción que afectan a los gobiernos y a las grandes empresas y la importancia de los paraísos fiscales como piezas esenciales de todo el sistema a nivel internacional.

Pero tanto El Enclave – Casandra encadenada como el resto de novelas no se quedan ahí y, en un segundo nivel de lectura, se puede percibir un esfuerzo por diseccionar la cultura y el sistema de valores que se han asentado en la base de nuestra sociedad para llegar a la situación actual. Y, por último, en su capa interpretativa final, todavía hay que decir que esta tetralogía habla al lector de las dialécticas que se producen en la relación individuo-sociedad: la lucha de la ética frente al poder, de la afirmación de la propia personalidad frente al empuje de un sentido gregario de la existencia, de las ansias de progreso frente a los intereses que promueven el inmovilismo, de la verdad frente a la ocultación, de la libertad frente al despotismo…

En definitiva, tras la publicación de El Enclave – Casandra encadenada, José Manuel Cruz termina un ciclo iniciado hace más de cinco años y que ha servido para hacer un amplio retrato novelístico del contexto en que se ha desarrollado la llamada Gran Recesión, retrato que convierte su tetralogía en una rara avis dentro del panorama literario español. A partir de ahora, el autor inicia una senda diferente que, aunque no significará dejar de lado definitivamente al personaje del inspector Silva y sus tribulaciones, sí que significará tal vez abordar otras vertientes temáticas y argumentales.

Autor: José Manuel Cruz
Género: Novela negra
Año: 2017

ISBN: 978-84-948039-1-8
Páginas: 372
Formato: Tapa blanda
Tamaño: 15×21 cm
Precio: 20 €

Gracias por comentar