Sorprendido porque vivimos pendientes de las sorpresas.

Gracias por comentar

A %d blogueros les gusta esto: