La mujer del Tiempo

Cuando solo teníamos un “hombre del tiempo”, Mariano Medina, que se acercaba a la mesa camilla de nuestros salones para presentarnos el pronóstico, basado en una ecuación lineal de segundo grado, su información era diáfana: playa sin nubes, clima templado o calor sin excesos (nada que pueda alarmar a la “inteligencia humana”.

Poner la llaga en el dedo

Cuando los antiguos decidieron llamar tontos a los que dicen tonterías, seguro que no les faltaban motivos.

Paseo por El Retiro

El palacio del Buen Retiro de Madrid fue diseñado por el arquitecto Alonso Carbonel (1590-1660) y construido por orden de Felipe IV como su segunda residencia y lugar de recreo.

No soy una, soy todas

Lo peor no será tener que someterse al juicio de la gente, la cual habrá puesto el medidor en diferente altura según en lo que se te haya venido midiendo hasta ese momento y según lo que hayas hecho para salir de ello.

La dificultad mayor será salir a flote y mantenerse.

¿Quién nació un 12 de enero?

Casi llegando ya a mediaciones del primer mes del año, hoy nos vamos a detener a echar un vistazo a la historia para descubrir quiénes de los personajes más ilustres en todos los campos nacieron un 12 de enero.

Los Estados Unidos de Europa: ¿Por qué?

Estamos aquí para hablar de Europa y, de manera más específica, de integración europea, desde un punto de vista muy particular: el federalista. Un tema bastante vasto, diría yo. Sumamente complejo. ¿Por dónde propones empezar?

Caravaggio. Enamorarse a segunda vista

Enamorarse a primera vista es algo que le puede pasar a cualquiera, es algo que está casi demostrado, y es la primera causa de enamoramiento conocida; pero también es cierto, o más aún, que Caravaggio es bueno, muy bueno.

Cualquiera

Tiene su utilidad sentirse cualquiera porque ese anonimato concede mucha libertad, también para amar.

Reina por nueve días

Pero lady Jane Grey no era tan ingenua e inepta como todos ellos creían, pues tomó las decisiones que creía convenientes siempre poseyendo la última palabra. Porque rey lo era ella.

Navidad por Alberto Saavedra

La verdadera tregua de la Navidad se consigue cuando uno se desprende de la potestad humana y se deja llevar por el espíritu de la autoridad que nos otorga poner nuestra creatividad al servicio del bien común.

El sabor no ocupa lugar

Antes era todo más fácil porque había pecados, ¡y qué pecados!, grandes y pequeños, mortales y veniales, listas y listas de pecados, hasta pecados capitales, y de provincias, claro.

In Memoriam – Tom Adams

Todo lector que entra en una librería buscando una lectura a la cual dedicarle su tiempo, puede ser atrapado por 3 cosas: el nombre de un autor conocido y apreciado, el título de la obra y la portada.

Las voces amarillas de Luis Veres

Una descripción detallada del lado más corrupto y depravado de la especie humana y por ende reflejo de la sociedad, todo aderezado por una excelente prosa que Luis Veres nos muestra con una aparente sencillez muy bien elaborada y una claridad que nos capta desde la primera palabra a la última.

La dinamo del cambio

El activista no es quien dice que el río está sucio. El activista es quien limpia el río. -Ross Perot-

El fracaso escolar o la mala educación

Culpar al otro de sus fracasos es un acto malvado y hasta podría catalogarse de vengativo, pero si el culpable al que crucificamos es nuestro propio hijo o hija, entonces el asunto adquiere una relevancia vital y de suma importancia.

La lucha contra el cambio climático

Solucionar nuestro destino: sobrevivir en el planeta que habitamos y conservarlo para nuestros hijos, nietos y resto de generaciones que nos sucedan.

Cuando un café se convierte en caricia

Hubiese dado todo lo posible para no haberos conocido nunca, pero de haberlo hecho, me alegro de que fuerais vosotros. Seguid haciendo lo que hacéis, pero sobre todo de esa manera.

Existe un libro que contiene todo el universo. ¿Sabes cuál es?

Sí, existe un libro que contiene todo el universo. ¿Sabes cuál es? No me refiero a un libro científico que explique toda la realidad; tampoco hablo de ningún tratado filosófico ni de algún extraño manuscrito antiguo que contenga todos los saberes de una época. No. Me refiero literalmente a un montón de páginas en cuyo interior podrás hallar la mismísima esencia de la realidad. ¿De qué estoy hablando exactamente? ¿Te suena de algo el nombre de Mallarmé? Estoy seguro de que la respuesta te sorprenderá…