Más de 10.000 participantes de 70 nacionalidades, 500 startups, 150 corporaciones e instituciones, 20 universidades y más de 80 inversores pasarán por Salamanca en este encuentro.

Llega puntual a su cita. Mochila al hombro, y un aire desenfadado con sonrisa abierta que invita a la cordialidad. Lo tiene todo controlado o al menos eso parece. Da la impresión de que es un tipo habituado a resolver cualquier imprevisto que se le presente. Confiesa que uno de sus mayores fracasos fue el poco acercamiento a la población salmantina en los inicios de StartUp Olé. “Pero el fracaso es parte de la evolución”.

Emilio Corchado es el CEO de StartUp Olé, el mayor encuentro de emprendimiento tecnológico que se celebra en Salamanca entre los días 17 y 19 de abril. La principal diferencia con las otras cuatro ediciones es su carácter internacional. Más de 70 nacionalidades se darán cita este año de la mano de inversores y aceleradoras. Además, RTVE se ha convertido en socio estratégico para implementar una nueva sección en español y contar con startups relacionadas con el mundo de la comunicación. La participación del ente público hará que a través del canal internacional 24 horas aumente su presencia en todo el mundo, asegura Corchado.

“StartUp Olé” reúne a aceleradoras, corporaciones, inversores, medios de comunicación, instituciones públicas o representantes institucionales, como embajadores, el presidente de Portugal o el Rey de España, Felipe VI. Exposiciones, talleres o mesas redondas servirán para conectar a estudiantes universitarios con jóvenes empresarios y posibles inversores. Porque las relaciones entre startups e inversores son fundamentales en este encuentro. Corchado cuenta el caso de dos jóvenes universitarios que acudieron a la primera edición y consiguieron 40.000 euros para el inicio del proyecto y otros 40.000 en formación. Hoy en día, ya terminados sus estudios, vuelven en busca de 2 o 3 millones de euros. También hay relaciones entre aceleradoras y corporaciones para incluirlas en el portfolio de servicios de estas empresas con sus clientes, añade.

Muchas de las startups que llegan de otros países vienen a buscar talento. De ahí, la necesidad de que los estudiantes vengan a este encuentro con sus tarjetas de visita, porque la posibilidad de conectar con futuros inversores se multiplica.

Uno de los objetivos, según su organizador, es que este evento permeabilice entre los empresarios salmantinos y que todas las pymes innovadoras vengan y conecten con las startups y las corporaciones, porque “Startup Olé no es un chiste, es el nuevo paradigma del negocio”. Salamanca tiene que trabajar para que el impacto del encuentro sea brutal pero tangible a medio y largo plazo, que haya más inversión en startups salmantinas, afirma. Para ello, esta edición contará, por ejemplo, con la denominada “Take happy Hour”, la posibilidad de que colegios e institutos de la ciudad puedan visitar la feria de manera guiada e ir motivando a los jóvenes en el emprendimiento tecnológico.

StartUp Olé no es un chiste. Es el nuevo paradigma de negocio.

Escucha el podcast con la entrevista que mantuvimos con Emilio Corchado, organizador de StartUp Olé:

 

La asistencia a StartUp Olé es gratuita, y solo basta con entrar en la web y obtener un ticket electrónico.

Gracias por comentar

A %d blogueros les gusta esto: