Jurista que no lee pese a ser inteligente, se lo lleva la corriente — delaJusticia.com

En fin, que la crisis del Estado de Alarma nos brinda una ocasión de oro para recuperar el viejo hábito de leer novelas. No hay que enchufarlas, ni resetearlas, ni teclear… basta con cogerlas por el lomo, y pasar el índice, mientras la imaginación se despierta…

Tiempo de lectura:38 Segundos

Suele decirse que los abogados son letrados. Hombres de letras, pues trabajan con palabras, leen y escriben documentos y exponen sus alegaciones oralmente en lo que se denomina con un curioso oxímoron: «vistas orales».

Sin embargo, hay que ir mas allá del estudio de los casos y la necesaria lectura de libros jurídicos, para identificar la norma aplicable o sus posibles interpretaciones, o la lectura de jurisprudencia en pos del precedente, y adentrarse en la lectura metajurídica, o sea, la lectura de libros no jurídicos, que es una excelente inversión.

Veamos, sus ventajas y su necesidad…

Jurista que no lee pese a ser inteligente, se lo lleva la corriente — delaJusticia.com

Gracias por comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.