Ramón y Cajal - Acalanda - Luis Sanz Andréu - Placa - Dibujo - Eminente y Sabio

Hace unos meses llegó a mis manos una biografía de Alexander von Humboldt, célebre explorador y científico alemán de finales del siglo XVIII y pionero en estudios de la evolución y la conservación del medio natural. En las primeras páginas del libro, leí con asombro como su nombre (Humboldt) persiste en monumentos, parques, museos, ciudades, glaciares, montañas, plantas, animales… de todo el mundo. No negaré que este hecho me hizo reflexionar sobre los referentes de antes y de ahora, qué importancia les damos y cómo mantenemos su recuerdo.

Cuando mi amigo José Francisco me invitó hace unas semanas a colaborar en esta iniciativa de promover un Museo Cajal, volví de nuevo por unos instantes a Humboldt. Reconozco que mi primera reacción fue de sorpresa. Me resultaba difícilmente entendible que un personaje fascinante como D. Santiago Ramón Cajal, pionero de la neurociencia moderna con unas ideas que forman nuestro conocimiento actual del cerebro, no dispusiera de tal merecimiento.

Como bioquímico, como maestro de los futuros maestros de colegio y también como aragonés, me uno a esta campaña en pro de un Museo Cajal, que recoja su trayectoria y el de su prolija Escuela, y que nos ayude a conservar sus anotaciones, sus dibujos y sus libros. En definitiva, un museo donde se facilite una conexión directa con su pensamiento y con el de todas las personas a las que inspiró. Deseo de corazón que el Museo Cajal sea pronto una realidad, por el bien nuestro y el de las futuras generaciones, porque pocas cosas probablemente estimulen tanto el entusiasmo como los grabados de Santiago Ramón y Cajal sobre las neuronas, y porque un hombre tan extraordinario como él, merece tal reconocimiento.

Luis Sanz Andréu

Recuerda, Necesitamos a Cajal más que nunca” puedes añadir tus reflexiones en el apartado de comentarios, nos gustaría elaborar una Web específica. Te esperamos.

0 comments on “¿Por qué es necesario un Museo Cajal? (X), por Luis Sanz Andréu

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: