No hay mar que cien años dure

Nuestro planeta, la Tierra, cae mal. De siempre. No sabemos si es su color, su forma, su olor, pero el empeño que tienen los asteroides en destruirnos cada seis meses comienza a ser sospechoso.