Cosas que hacer cuando se acabe el mundo

Porque ha de saber, señora, que el mundo se va a acabar. No se lo digo para que se asuste, sino para que se organice, que bien sé que no usted no se asusta por algo así porque es de aldea, pero sepa que el fin del mundo va a llegar. Esta vez será por […]

Otoño para principiantes

Sepa usted, señora, que la eternidad dura lo que le da la gana. Por eso no se extrañe si le digo que el otoño ha venido y que todos saben cómo ha sido. O casi todos, claro.

Cita a ciegos

Sepa usted, señora, que uno no sabe si sabe mucho. En realidad uno no sabe qué es lo que sabe porque nunca ha contado las cosas que sabe, y por eso no sabe si las cosas que sabe son muchas o pocas.

Por qué hacemos Acalanda Magazine

Con el viento en contra, sin publicidad institucional y sin suscripciones de pago, Acalanda Magazine sigue apostando por contenidos culturales de calidad, libres y accesibles. ¿Qué nos mueve a seguir adelante?

El amor es eterno mientras dura

Manuel Alcántara Cuando se nos muere un gran poeta, tan grande que no sabe que lo es, el sentimiento que tenemos es de vergüenza, la de no haber evitado que se fuera, que se nos lo arrebataran como del rayo, de no haber sabido cómo defenderlo, de retenerlo entre nosotros. Y se nos va, como […]

Ayer. Y Primavera

A la Primavera se la espera descalza, o no será. Porque antes, cuando todo era tan fácil que resultaba imposible comprenderla, la Primavera venía sin que nadie supiera cómo había sido. Hoy, en cambio, nos lo explican en El Tiempo con mapa y tacones de tropezar. Antes la Primavera llegaba cuando los membrillos se vestían […]

De quejas, quejicos y quejíos

Puede que, a pesar de todo, el que tengamos que vivir en la Tierra sea una buena idea. Baste pensar que si viviéramos en Saturno solo celebraríamos una Nochevieja cada 30 años, que echando cuentas nos saldría a dos o tres raquíticas rondas de uva por cabeza a lo largo de la vida. Pero es […]

Esos odiosos libros

La sensación de modernidad en la que vivimos es lo que ha provocado que el mar, que antes era el lugar al que iban a dar los ríos que eran nuestras vidas, sea ahora el destino preferido de veraneo para mucha gente y no otra cosa, como el siempre fastidioso morir. No es fácil imaginar […]

Miura 451

Uno, de manera incomprensible, se confiesa ferviente admirador de las personas que son fervientes admiradoras de lo incomprensible.

El León de la Metro

No existe unanimidad entre nuestros sesudos contemporáneos acerca de cuál es el oficio más antiguo del mundo, más allá de cierta sospecha.

Y entonces llaman a la puerta

Resulta complicado imaginar cómo era la vida en este mundo traidor antes de que cada cual tuviera su cristal de color con el que mirarlo.

Columpio

Cada vez son más las personas convencidas de que los grandes males del mundo moderno podrían evitarse si leyéramos más.

Arabescos. Y el aire

Estar sobrevalorado está sobrevalorado, que es la manera de decir que no todo vale a la hora de decir que no todo vale en la vida.

Brindar, brincar, brindar

Con frecuencia olvidamos, a la hora de participar en un brindis, que lo más importante es saber quitarnos de en medio a tiempo.

Espejos sin piedad

Una de las grandes contradicciones a las que suele hacer frente el ser humano es la necesidad de conocer el futuro para saber cómo será su pasado.

Primavera (o Primafuese)

Si algo tienen en común meter la pata y realizar una memorable hazaña, es que ambos gestos comienzan con un pequeño primer paso.

El cielo de las pequeñas cosas

A la hora de la verdad las cosas son como son y, si no, también. Por eso, del mismo modo que sabemos que hay noche porque existe el día, podemos aventurar con un tolerable margen de error que existe el cielo porque conocemos el infierno.

No hay mar que cien años dure

Nuestro planeta, la Tierra, cae mal. De siempre. No sabemos si es su color, su forma, su olor, pero el empeño que tienen los asteroides en destruirnos cada seis meses comienza a ser sospechoso.

Ladrones de ceniceros

Ocurrió en una ciudad del sur. Podría haber acaecido en otro lugar pero ocurrió allí donde nadie se ofende por tonterías, ni se insulta por tener más razón, ni pontifica hasta la rabia canina por cualquier memez.

Nunca escampa a gusto de todos

Existen personas a las que se les habla y es como si oyeran llover. Por suerte también las hay, aunque pocas, que oyen llover y es como si escucharan a otras personas hablar.

Escenas de cama

Todos hemos escuchado hasta la saciedad aquello de que ‘no te acostarás sin saber algo nuevo’. De ahí el insomnio que tanto aqueja al hombre moderno.

La relación causa-afecto

Es propio del ser humano recurrir a la ciencia para intentar comprender todo aquello que no desea saber. De este modo hemos conocido que el corazón es solo un músculo amorfo y viscoso que además se puede trasplantar, que los sueños no son más que pulsiones eléctricas, y que el olor a tierra mojada es […]

La patria es ese olor

Está comprobado que si todos ponemos nuestro granito de arena para contribuir a una noble causa, al final lo único que tendremos serán muchísimos granitos de arena.

Ese soy yo

Si algo hemos aprendido a lo ancho de los años es que nuestros excesos son la principal causa de nuestros defectos. Y de entre esas demasías, el exceso de nosotros mismos se lleva la palma por deméritos propios.

De vidrio y oro

Si admitimos, y no tenemos razones claras para no hacerlo, que la observación es la base de toda ciencia, llegaremos necesariamente a la conclusión de que si no fuera por las gafas el mundo actual sería muy distinto al que ahora conocemos, aunque sea de oídas.

Morir de sueños

En contra de lo que pueda parecer, los grandes genios de la humanidad debieron ser tremendos dormilones. No de otro modo se explica por qué nos referimos a ellos como grandes soñadores, o de cómo no ha habido gran hombre que no tuviera un sueño aún más grande, que lo persiguiera y lo llevara a […]

El seso de los ángeles

Aunque nos parezca increíble aún existen personas que escriben como los ángeles: con pluma. Pocas, es cierto, pero las hay, lo sabemos porque todos conocemos a alguna. Nos resulta fácil distinguirlas porque cuando escriben no nos importa tanto de qué hablan como la manera que tienen de dibujar las palabras. De entre todas las ciencias […]