Soy leyentor de libros… sí, ha leído bien

archivo_000-104Acabo de enterarme que estoy enfermo pues la revista científica Muy Interesante, me informa que la adicción de comprar libros de forma compulsiva para luego acumularlos sin leerlos es una patología que los japoneses llaman “Tsundoku”.

Y digo enfermo porque como toda patología es cuestión de grado y confieso que tengo en casa más libros de los que he leído, y necesitaría varias vidas para leerlos todos. También es cierto que soy culpable de peregrinar en las ciudades hacia las librerías de lance donde me gusta escudriñar por las estanterías y difícil es que salga sin comprar nada.

No digamos cuando paseo por la zona de librerías de las grandes superficies donde paso mis ojos como un escáner por los lomos de los libros, los hojeo e incluso leo fragmentariamente y me siento como en medio de una fiesta, saludando rápidamente a todos.

Pero no seamos catastrofistas. Actualmente impera la manía de poner etiqueta patológica a todo lo que son manifestaciones de la personalidad. Sin embargo merece la pena detenerse un instante a reflexionar sobre ese fenómeno de acaparación doméstica de libros… aguardando lector. Sigue leyendo Soy leyentor de libros… sí, ha leído bien