Mario Blázquez, el futuro de las palabras.

A este madrileño le invade ese sosiego, ese halo de paz que rodea a los hombres que saben escuchar, que graban el alma y los paisajes con grandes ojos fotográficos. Viajero de verdad, no turista mochilero; recorre una y otra vez grandes espacios en países musulmanes, sobre todo en el Magreb, y cascadas de hormigón […]