Mario Blázquez, el futuro de las palabras.

A este madrileño le invade ese sosiego, ese halo de paz que rodea a los hombres que saben escuchar, que graban el alma y los paisajes con grandes ojos fotográficos. Viajero de verdad, no turista mochilero; recorre una y otra vez grandes espacios en países musulmanes, sobre todo en el Magreb, y cascadas de hormigón que nos emborrachan de ego. Su segunda novela, El mapa del limbo, nos mete en el drama construido desde la tónica de un escritor al que se le reconoce como tal desde que nos llena de poesía y saber hacer, desbocando el interés en el lector. El futuro de las palabras está garantizado con hombres como Mario Blázquez.

Sigue leyendo Mario Blázquez, el futuro de las palabras.