Una historia de inocencia y asombro

Mi primer libro fue Platero y yo. Supuso mi primera experiencia dramática, tenía entonces 7 años. Era la primera ternura, la primera muerte, la primera leve conciencia de la radicalidad de la vida.

El amor me lo fay fare

Dormir à la belle étoile, siempre lo he pensado, es un canto a la Naturaleza, a la soledad de la noche, a las estrellas con las que tantas veces he soñado.