Erasmo Cachay

Los cambios y la nueva literatura

     Asistí el otro día a un discurso sobre Industria 4.0. Supuestamente, la nueva revolución en la producción y manufactura que se ha puesto muy de moda hoy en día. Conectividad, digitalización y productividad se alzan como términos casi mágicos que darán la pauta en el futuro. Sin duda son temas muy interesantes y a tomarse en cuenta, pero no es mi intención ahora hablar de técnica ni de modelos de negocio ni mucho menos de software o hardware sino de algo más íntimo pero no menos importante.

despues-del-nuevo-amanecer-600     La palabra revolución se usa muy a menudo al referirse a un cambio radical en un sistema establecido. Se puede y ha sido muy usada en el arte como en la vida social y por supuesto en el ambiente político. ¿Estamos viviendo una revolución? Cada época ha traído consigo nuevos métodos de expresión y nuevos temas. Lo que para un chico de colegio es importante ahora, no lo era para un chico del siglo XVIII. Si algunos adolescentes llegaron a intentar el suicidio después de leer Las penas del joven Werther de Goethe, otros han llorado hoy en día al leer la saga Crepúsculo, aunque ambos temas separados por la edad y el tratamiento tienen como base una historia de amor e incomprensión. Sin embargo la esencia del ser, aquel sentimiento que ha motivado un drama, una historia o incluso una tragedia son representaciones de un sociedad y de las personas que la habitan. ¿Qué cambios nos está trayendo esta digitalización? Son muchos, unos buenos, otros malos. Pero no se va a detener, así que en vez de querer tapar el sol con un dedo añorando tiempos pasados, supuestamente mejores (algo en lo que difiero), es mejor ver el futuro con optimismo y buen oficio de escritor. La fusión del mundo físico con el mundo virtual es una de las bases de este nuevo sistema (aunque discrepo de que sea una revolución sino más bien una evolución) y los cambios los estamos viendo ahora, cuando bajamos un ebook, cuando vemos un booktrailer, cuando compramos un libro por Internet. ¿Qué más cambios habrá?

     Hemos observado un cambio en el lenguaje de las novelas, un lenguaje nuevo en muchos casos junto con maneras de escribir adaptadas. Se habló mucho en su momento del estilo directo de Hemingway, diferenciándose de la manera de escribir en esa época, pero siendo quizás aquel el inicio de una literatura moderna donde la acción y el desenlace importan más que la descripción poética de las cosas sin que lo uno sea mejor que lo otro, solo representaciones distintas de un mismo tema en una época determinada. Cada generación merece sus poetas y cada pueblo sus escritores y cada tiempo su literatura. Es un buen momento para pensar cual es la influencia de la conectividad, de la productividad y de la interconexión de las cosas no solo en el aspecto de ventas sino más bien en la esencia de la literatura misma. ¿De qué forma se cambiará el lenguaje? ¿Qué nuevos motivos y temas habrán por tratar? ¿Qué leeremos y sobre todo que criticaremos desde nuestro escritorio? Es un tema importante donde quizás hayan más preguntas que respuestas y donde incluso no haya ni una sola respuesta única sino muchas a un mismo problema. Pienso que el tiempo responderá. Pero podemos ayudar al tiempo.

     Estimo que el arte, y en este caso la escritura, son representaciones del mundo actual y este mundo actual sostenido en un mundo digital, virtual y sobre todo rápido puede ser poco comprensible para aquellos que nos hicieron llorar y reír con historias bellísimas pero que representan un mundo que ya no conoceremos. Es un buen momento para descubrir que aporta a la literatura este nuevo mundo ya no lejano sino cercano; y estar abiertos a nuevas experiencia y nuevas formas de ver y sentir las letras.

Erasmo Cachay (Escritor e Ingeniero)
autor de la novela Después del nuevo amanecer

 

 

 

Gracias por comentar