Entrevistamos a Valeria Lorenzo la escritora onubense afincada en Sevilla. Escritora comprometida con las letras, auxiliar de biblioteca y coordinadora de clubs de lectura. Es autora de textos galardonados en diversos Premios y certámenes e incluida en antologías de relatos, en especial en el volumen “Murillo. Retratos de un genio”.  Editorial Amarante acaba de lanzar su novela Hybris, una ambiciosa y recomendable novela negra, con la que la autora se adentra en el género.

Valeria Lorenzo mira de cerca la naturaleza de los personaje y sus estados emocionales; adentrándose en su mente, planteando un discurso narrado en primera persona por un protagonista, a veces despreciable, en ocasiones seductor y en todos los casos brillante. Un antihéroe que vive por la guía de su propia brújula moral. La neurocirugía y la neuroquímica están haciendo avances reales que los ciudadanos no imaginan. Ese es el entorno de esta novela. El lenguaje es el bisturí con el que la autora abre el alma torturada de los protagonistas. 
 

valeria-lorenzo-210
Valeria Lorenzo

Pregunta: ¿Cómo surge la idea de esta novela?
Respuesta: Arranca de un microrrelato construido con dos frases, que por cierto, son las últimas frases que aparecen en el libro.

P: ¿Puedes resumir la historia de Hybris para que las personas que aún no hayan leído el libro puedan adentrarse previamente en la novela? 
R: William Corby, hijo de un rico aristócrata y prestigioso neurocirujano del sur de Inglaterra, despierta amnésico en el hospital tras sobrevivir a un incendio donde mueren todos sus amigos. El protagonista que se queda sin amigos, sin memoria y sin pasado decide estudiar psiquiatría, pero esa serie de pérdidas, los problemas psicológicos y familiares que le sobrevienen, le convierten en un adicto a los fármacos, a la cocaína y al alcohol. Su propio sufrimiento y su status social le van transformando en un hombre amargado, cruel y arrogante que alimenta su dolor interviniendo en la vida de los demás para que sufran tanto como él. Quince años después, aparece un desconocido que le amenaza con revelar un terrible secreto sobre el incendio que le arruinará la vida. El viaje del protagonista pasa por descubrir y ocultar ese secreto, hasta comprender que él mismo forma parte de un secreto mayor que le empuja a la venganza.  

P: ¿Por qué el título “Hybris”?
R: En la antigua Grecia la Hybris hacía referencia a un intento de transgresión de los límites impuestos por los dioses a los hombres. Actualmente en psiquiatría se denomina “Síndrome de Hubris” a la enfermedad del ego. Creo que este título es muy acertado para la novela, ya que la mayoría de los personajes son ególatras, pretenciosos, arrogantes y juegan a ser Dios en su mundo particular.

P: Háblanos del proceso de creación de la novela y el tiempo que tardaste en escribirla.
R: Dos años para dar forma a la idea inicial, estructurarla y encajarla adecuadamente en una trama. Un año en el cajón para tomar distancia de la historia y los personajes, y un año más para revisión y correcciones.

P: Cuéntanos algo más sobre la trama.
R: Quería una novela de misterio, de evasión, incluso que la historia ocurriera lejos de mi entorno. Hay una trama que va tras las pesquisas de la experimentación científica, pero esa trama está creada para apoyar a la trama principal: el chantaje y la persecución que sufre el protagonista, William Corby. Y aunque él es psiquiatra y su profesión y algunos conceptos de psiquiatría están presentes en la novela, la trama principal se centra en su vida personal, en su entorno social y en la necesidad de descubrir qué ocurrió realmente en aquel incendio donde murieron siete personas y él sobrevivió.

P: ¿Después de lo que llevamos de entrevista, sería bueno que refirieras cuál es elhybris-600 verdadero tema o temas sobre los que pivota Hybris?
R: Creo que el tema principal sería las consecuencias de las mentiras, pero también aparecen temas relacionados con la creación y el control de la evolución del ser humano. Por ejemplo: El mito de la creación como algo controlado por el hombre, la falta de neutralidad de la ciencia, el conflicto entre el creador y su creación, Dios y el hombre, el padre y el hijo, o la maldad en el ser humano como algo congénito o circunstancial.

P: ¿Por qué elegiste a un protagonista masculino?
R: Es cómodo para mí pensar y actuar a través de William Corby. Me siento menos responsable de lo que piensa o hace el personaje, y si en algún momento me digo: yo no diría esto o no haría esto otro, pienso que William es un hombre y sus acciones se corresponden con su identidad, por lo tanto no tienen nada que ver conmigo. Eso me ayuda a desvincularme de sus decisiones y a percibir sus acciones de una forma más objetiva y favorable para la historia. Creo que meterme en la piel de un personaje masculino me concede distancia con mi realidad y me ayuda a ingresar mejor en la ficción.

P: ¿Cuántas mujeres hay en Hybris?
R: Como personajes significativos hay seis. Cada una de ellas representa un perfil, una clase social y una idiosincrasia, con distintas formas de expresar y reaccionar ante las situaciones y las emociones.

Valeria Lorenzo en Verbo_Sevilla
Valeria Lorenzo en la Librería Verbo de Sevilla con algunas de sus lectoras

P: Sabemos que estamos ante una novela ambiciosa en muchos aspectos, por esa razón háblanos del proceso de documentación, que se estima importante.
R: En cuanto a la documentación clínica, durante el primer año de escritura recopilé un montón de revistas científicas con artículos sobre investigación neurológica y me descargué de Internet un sinfín de tesis psiquiátricas sobre trastornos mentales, síntomas, tratamientos y efectos secundarios. También conté con la ayuda de algunos compañeros farmacéuticos que me orientaron con la medicación. Y en cuanto a la documentación sobre caracteres y lugares, hice muchas preguntas a una buena amiga psicóloga que vivió un largo periodo en Inglaterra y conoce bien la idiosincrasia anglosajona. Para elegir el lugar donde situar la historia empleé varias semanas buscando información en Internet sobre ciudades conservadoras, censo de población, lugares emblemáticos, mapas urbanos, climatología, vegetación, etc.

P: La novela está plagada de seres solitarios (William, su padre, el Dr. Warren, René…)
R: Sí la mayoría de los personajes de Hybris han elegido la soledad. Se sienten superiores y por encima de sus semejantes. No esperan ni necesitan ser comprendidos, piensan que los demás no tienen capacidad para entenderles. La ambición de poder y la necesidad de alimentar su ego son más grandes que la necesidad de amistad o de amor. Por eso la mayoría de ellos han elegido esa soledad.

P: Una de las peculiaridades de Hybris es que resuelves las escenas “de acción” con palabras, mientras que otros autores lo harían con tiroteos o persecuciones.
R: No quería una novela negra al uso, ni tan rígida en sus formas; policías, criminales, pistolas y golpes. Quería que tuviera más peso el plano psicológico y emocional, que los personajes fueran más maquiavélicos y retorcidos, que el conflicto no se solventara con armas o fuerza física, que no se enfrentara la parte que tenemos de “homo” sino la parte de “sapiens” con el intelecto, el ingenio y la astucia.

P: ¿Salvando las distancias, existe algún nexo entre William y Valeria Lorenzo?
R: Los dos padecemos jaquecas, los dos nos desvelamos con facilidad y nos aburrimos a menudo.

La novela se acaba de presentar en Sevilla y el pulso de los lectores es positivo, estamos convencidos que Hybris irá haciéndose un hueco en este difícil mundo de la literatura, y que Valeria Lorenzo ya está pergeñando su próxima historia.

Gracias por comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: