Un 19 de junio, pero de 1858, nació el poeta estadounidense Sam Walter Foss, sus poemas cargados de empatía y reflexión son dignos de una atenta lectura.

La casa a la vera del camino
Hay almas ermitañas que viven apartadas
en la paz de su contento;
hay almas, como estrellas que se alejan
en un firmamento solitario;
hay almas pioneras que van dejando huellas
donde nunca hubo carreteras,
mas yo prefiero vivir a la vera del camino
y ser amigo del hombre.

Prefiero una casa a la vera del camino,
por donde pase la raza de los hombres,
hombres que son buenos, hombres que son malos,
tan buenos o malos como yo.
A ninguno deseo ofender con burlas
ni agraviar con mi cinismo.
Quiero una casa a la vera del camino, y ser amigo del hombre.

Desde mi casa de la vera del camino,
la vera del camino de la vida,
veo hombres enchidos de esperanza,
hombres que en la lucha desfallecen,
mas no rehuyo sus sonrisas ni su llanto,
dos aspectos de un plan infinito.
Quiero una casa a la vera del camino,
y ser amigo del hombre.
Quiero una casa a la vera del camino,

Gracias por comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: