Una rápida mirada desde el siglo XVI al siglo XX, de la filosofía de Bacon al ritmo de batería de Steven Adler, de Guns N’ Roses.

Francis Bacon (1561/ 1626)

El 22 de enero de 1561 vino al mundo uno de los escritores ingleses más influyentes de todos los tiempos. Francis Bacon, primer barón de Verulamium, prime vizconde de Saint Albans y canciller de Inglaterra. Nació en Strand (Londres) y fue un célebre filósofo, abogado y escritor inglés. Considerado como el padre del empirismo, su obra Novum organum (1620) es la manifestación de su pensamiento crítico desarrollando las reglas del método científico experimental, lo que hizo de él uno de los pioneros del pensamiento científico moderno. Introductor del ensayo en Inglaterra, Bacon es considerado, según la teoría baconiana de mediados del siglo XIX, autor de algunas de las obras de teatro atribuidas William Shakespeare.

En 1690, en París, nació Nicolás Lancret, pintor de estilo rococó francés. Pese a que se definió su estilo como un simple imitador de la pintura de Antoine Watteau, discípulo también de su maestro Claude Gillot, no es justa la etiqueta que le marca pues existen características en su obra que la diferencian de la de Watteau. Fue pintor durante el periodo de la Regencia de Felipe II y los retrató vstidos de forma elegante, impregnando a la obra con paisajes delicados y una atmósfera agradable.

Le moulinet, Nicolas Lancret

En 1788, volviendo de nuevo al Reino Unido, nacería otro de los autores más importantes de literatura moderna anglosajona. Lord Byron nació en Londres y fue un poeta que sembró precedentes dentro de la lírica inglesa. Autores como Goethe, Alphonse de Lamartine, Edgar Allan Poe, Gustavo Adolfo Bécquer, Alejandro Pushkin, Víctor Hugo o Alejandro Dumas fueron seguidores y admiradores de su literatura y estilo. La tormentosa vida de Byron, con su débil salud y la pésima infancia que vivió, llegó a catalogarlo dentro del grupo de poetas malditos, cuya vida y obra marcaron y sirvieron de inspiración a los poetas del Romanticismo de todo el mundo.  

Lord Byron (1788/ 1824)

«Somos juguetes del terror y el tiempo: callados se nos vienen ya los días, callados nos huyen, y vivimos la vida odiando y el morir temiendo. Todos los días de este odioso yugo, de esta carga vital del agitado corazón, destrozado por las penas, o latiendo rápido con dolores, o con placer que acababa en agonía o languidez: entre todos los días del pasado y el futuro (ya que en la vida no hay presente), sólo podemos contar unos pocos, o menos que unos pocos, en que el alma deje de ansiar la muerte; y sin embargo, el alma retrocede como retrocede un arroyo en el invierno, aunque el frío es de un instante. Un recurso me queda aún en mi ciencia; puedo evocar los muertos, preguntarles qué cosa es la que tanto tememos ser: la peor respuesta que pueden darme es la tumba. ¿Y qué es la tumba? Nada.»

Lord Byron, poeta
Manfredo, Acto II, Escena I

En 1898, nació en el Imperio ruso Serguéi Mijáilovich Eizenshtéin. De origen judío, Serguéi Eisenstein fue director de cine y teatro, cuya técnica de montaje resultó totalmente innovadora, sirviendo de inspiración para el cine posterior.  El montaje era para él: «Una idea que surge de la colisión dialéctica entre otras dos, independientes la una de la otra». Su obra se caracteriza por utilizar técnicas provenientes del circo o del music-hall, el movimiento se determina por la acción y el montaje y el protagonista en sus obras es el pueblo.

Sin salir del Imperio ruso pero diez años más tarde, nacería en Bakú Lev Davídovich Landáu, físico y matemático galardonado con el Premio Nobel de Física en 1962. Hay que destacar su obra Curso de Física Teórica, comprimida en diez volúmenes que se hacen imprescindibles para conocer su trabajo y aporte al mundo de la física. Durante la etapa vivida en la Unión Soviética como la Gran Purga, Landáu fue uno de los científicos considerados como sospechosos y fue encarcelado en 1938. Consiguió ser liberado gracias a un amigo suyo, Piotr Kapitsa, posteriormente también Premio Nobel de Física.

En EEUU, en 1936, llegaría al mundo otro Premio Nobel. Alan Jay Heeger fue un físico galardonado paradójicamente, no con el premio de física sino de química, gracias a su contribución sobre el conocimiento y desarrollo de la ciencia de los polímeros inorgánicos conductores de la electricidad, también conocidos como “metales sintéticos”.

Como representante musical, se mencionará el batería del célebre grupo estadounidense Guns N´Roses, Steven Adler, bautizado como Michael Coletti, en el año 1965. Adler grabó con la banda el álbum titulado Appetite for Destruction (disco del cual se vendió treinta y tres millones de copias, considerado por ello uno de los discos más vendidos de la historia musical) y GN´R Lies. Steven Adler ocupa el número 98 de 100 en la lista elaborada por Rolling Stone, sobre los mejores bateristas de la historia.

Isamar Cabeza

Disfruta con las obras de Isamar Cabeza

Gracias por comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: