Acalanda TV Cuentos de navidad Editorial Amarante José Antonio Hernández de la Moya Libros Literatura Lluisa Martínez Magazine Navidad Opinión Podcast Redactores Relatos Breves

Los Reyes Magos

La tradición cristiana se refiere a los Reyes Magos de Oriente como aquellos sabios que, según el evangelio de Mateo, tras el nacimiento de Jesús, acudieron desde Oriente para rendirlo homenaje y entregarle ciertos regalos de gran simbolismo: oro, incienso y mirra.

Oye, por cierto… ¿En vuestra casa, sois de Papá Noel o de los Reyes Magos? Es la pregunta que solemos hacernos, en relación con nuestras preferencias sobre el momento ideal para entregar nuestros regalos navideños. Los españoles, por tradición, preferimos generalmente a los Reyes Magos. Un informe reciente de compra de juguetes en España dictamina que más de la mitad de las familias españolas celebra en mayor medida la llegada de los Reyes Magos durante la noche del 5 al 6 de enero que la de Papá Noel, en la noche del 24 de diciembre. Eso sí, Papá Noel, ha venido ganando terreno; sus defensores se apoyan en un argumento de orden práctico: los regalos entregados por Santa Claus podrán ser disfrutados por los niños durante la mayor parte de sus vacaciones navideñas.

La tradición cristiana se refiere a los Reyes Magos de Oriente como aquellos sabios que, según el evangelio de Mateo, tras el nacimiento de Jesús, acudieron desde Oriente para rendirlo homenaje y entregarle ciertos regalos de gran simbolismo: oro, incienso y mirra. No precisa el evangelista ni los nombres de estos sabios, ni que fueran reyes, ni su número. La Iglesia ortodoxa siria y la apostólica armenia mantuvieron que estos sabios eran doce, como las tribus de Israel y los doce apóstoles. En el siglo III d.C se estableció que eran tres “Reyes Magos” y que ofrecieron al Niño-Jesús oro (por su realeza), incienso (por su divinidad) y mirra (por su humanidad). Los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar aparecieron por primera vez en el siglo VI, en el famoso mosaico de la basílica de San Apolinar el Nuevo, en la ciudad italiana de Rávena. En España surgió su leyenda en el siglo XII con “El Auto de los Reyes Magos”, uno de los textos teatrales más antiguos que se conservan en lengua castellana. En dicha obra aparecen Melchor, Gaspar y Baltasar, pero no son definidos como reyes, sino como “steleros”, es decir, astrólogos. Y en el siglo XV se determinó que Melchor era de origen europeo, Gaspar asiático y Baltasar africano.

Ciertamente ha existido a lo largo de la historia la controversia del oficio de estos personajes. La etimología de la palabra “mago” nos ofrece algunas pistas. “Mago” proviene del persa (maguusha) que significa sacerdote; luego pasó al griego en plural (“magoi”), para referirse a una casta de sacerdotes persas o babilónicos que estudiaban las estrellas como medio para encontrar a Dios. Del griego pasaría al latín como “magus”, derivando en nuestro idioma como “mago”.

Foto de Elina Fairytale en Pexels

Existe una cierta polémica en relación al lugar donde se celebró por primera vez una cabalgata de Reyes Magos. La pugna se halla entre Alcoy y Barcelona. De modo oficial, se considera que la primera cabalgata de Reyes Magos se celebró en Alcoy (Alicante) en 1866; luego se extendió al resto del país y posteriormente a otros países, especialmente de cultura hispana. Al parecer, aquel año, por primera vez, sus Majestades los Reyes Magos de Oriente recorrieron las calles de esta localidad alicantina en camello y provistos de escaleras para subir hasta los balcones y entregar regalos. Al terminar el recorrido se celebró un espectáculo pirotécnico.

Foto de Jessica Lynn Lewis en Pexels
Foto de Jessica Lynn Lewis en Pexels

Pero, Barcelona, reclama también lo suyo: el trono en ser la primera ciudad en la que se festejó este acontecimiento de una manera similar al actual. De acuerdo con algunas fuentes históricas, la Ciudad Condal realizó una serie de festejos en la tarde del 5 de enero para amenizar la llegada de los Reyes Magos; si bien, el término cabalgata no apareció en las crónicas de la urbe hasta 1879, año en el que el empresario Miguel Escuder organizó una cabalgata benéfica para “entregar el aguinaldo propio del día a los niños de ambos sexos de la casa provincial de Caridad, Misericordia, Maternidad y Expósitos”.

Y, ahora, volvamos a los Reyes Magos de Oriente con el fin de descubrir algunos detalles altamente significativos. Primer detalles, la edad de cada uno de ellos: Melchor, la vejez; Gaspar, la juventud; y Baltasar, la madurez. Segundo detalle, la raza: Melchor, la asiática; Gaspar, la europea; y Baltasar, la africana; quedando de este modo representados los tres continentes conocidos en la antigüedad. Tercer detalle, el vehículo de transporte utilizado: Melchor, el camello (Asia); Gaspar, el caballo (Europa); Baltasar, el elefante (África). Cuarto detalle, los regalos, en los que unos autores han querido ver la representación de la Trinidad: Melchor, el incienso, símbolo del Espíritu Santo; Gaspar, el oro, símbolo del Padre o Dios; Baltasar, mirra, símbolo del Hijo o Cristo. Otros, sin embargo, ven en estos regalos los tres aspectos principales de la figura de Jesús: En el oro, su realeza; en el incienso, su naturaleza divina; y en la mirra, su naturaleza humana.

En nuestros días, cada noche del 5 al 6 de enero, innumerables niños del mundo seguirán confiando en los Reyes Magos sus regalos más deseados. Nosotros, los adultos, también deberíamos seguir confiando en ellos. Para tal fin, hagamos como el gigante egoísta del cuento de Oscar Wilde que, después de una profunda transformación interior, confió en la fuerza del espíritu infantil haciendo que, en su jardín gris y triste, fruto de su egoísmo, los pájaros revolotearan y parlotearan con deleite y las flores rieran, elevando sus cabezas sobre el césped. Probablemente se tratara del mismo espíritu que guió a los Reyes Magos hasta Belén, donde nació el Niño-Jesús, la gran esperanza para toda la Humanidad.

Podcast: EL GIGANTE EGOISTA tvcostabrava.com

Podcast: El Gigante Egoísta
Lluisa Martínez tvcostabrava.com

José Antonio Hernández de la Moya

Si te ha gustado el artículo, por favor ayúdanos a poder ser sostenibles comprando el libro de José Antonio Hernández de la Moya. Muchas gracias

0 comments on “Los Reyes Magos

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: