Una historia de inocencia y asombro

Mi primer libro fue Platero y yo. Supuso mi primera experiencia dramática, tenía entonces 7 años. Era la primera ternura, la primera muerte, la primera leve conciencia de la radicalidad de la vida.

La sombra de las sabinas. Palabra desnuda

Novela de difícil encuadramiento, toma prestado la pérdida del tabú de las novelas chick lit, sin llegar a ser una novela erótica, y se configura como una obra con distintos niveles de lectura; desde el relato romántico que recae en algunos personajes, la denuncia de prácticas sociales reprobables, la moral y las perversiones humanas, todo […]