La época veraniega da comienzo en Sevilla en cuanto los niños terminan el colegio y el calor se vuelve el protagonista principal, lo que hace buscar soluciones para sobrellevar las temperaturas y esto implica tener mar o piscina cerca. Pero no todo se limita a refrescarse, también es la estación predilecta para los conciertos que abundan por la ciudad con el requisito imprescindible de que sean al aire libre, obviamente.

Sirve cualquier bar o restaurante con terraza exterior, desde el más humilde a lo más exquisito como es el conjunto palaciego del Real Alcázar, el palacio en uso más antiguo de Europa.

Tan solo basta poner un pie en el monumental espacio amurallado para transportarnos a distintas épocas de la historia de España, partiendo de la Alta Edad Media como la más remota, hasta nuestros días.

Pasear por sus jardines y corredores es una continua sorpresa tras otra, pues el estilo cambia bruscamente del islámico al gótico, del mudéjar al renacentista o del manierista al barroco. Una interesante amalgama de estilos bien diferenciados que hace del Real Alcázar de Sevilla un lugar emblemático y único.

Residencia de los reyes desde el siglo XIV ya en tiempos del rey don Pedro. También los Reyes Católicos hicieron uso del Alcázar como residencia, oportunamente por cierto ya que una de las veces que visitaron la ciudad la reina Isabel se puso de parto y dio a luz a su segundo hijo, el infante Juan, se dice que asistida por una partera sevillana apodada «la Herradera».

Momentos históricos que quedan enredados en los dibujos de los magníficos tapices de sus salones, secretos de estado que quedarán por siempre pululando por los baños subterráneos de María Padilla o escenas miles sucedidas por el simbólico patio de banderas.

Pues en este entorno privilegiado y hermoso situado justo enfrente de la catedral de Sevilla con su Giralda en su eterna labor de vigía de la ciudad, encontramos el Alcázar, que fue cedido a la ciudad por el gobierno de la II República Española. Miles son los visitantes que admiran sus bellos rincones, sin contar con los amantes de la música que acuden a su construcción para recibir con gusto sus grupos favoritos y disfrutar de unas agradables noches de verano al compás de la música que más les gusta.

Este año se celebra la XX edición de las Noches en los jardines del Real Alcázar que dio comienzo el 27 de junio y que se extenderá hasta el 21 de septiembre, en horario de lunes a sábado y contará con un total de 75 conciertos. Entre los grupos musicales nos podemos encontrar un cuarteto de cuerdas, un dúo de guitarra entre Francisco Bernier y Antonio Duro, el grupo Zejel que combina lo mejor de la música y la cultura hebrea, árabe y cristiana o el dúo formado por Elisa Urrestarazu al saxofón y Cornelia Lenzin al piano, ofreciendo un espectáculo multidisciplinar de audiovisual, danza, electrónica y música.

Todo un abanico amplio y muy atractivo para colmar de cultura y arte las sofocadas noches del verano andaluz. 

https://www.actidea.es/nochesalcazar2019/

Isamar Cabeza


Gracias por comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: