Editorial Amarante Isamar Cabeza Lee con Amarante Libros Literatura Redactores Relatos Breves Reseñas

29 minutos y medio… de vida, Ana Francés

Consumir a sorbos el tiempo, de eso se trata, de asumir que la vida a veces se convierte en pequeños sorbos de dulce licor que embriaga o amargo trago que nos desbarata. Isamar Cabeza

29 minutos y medio es tiempo suficiente para que ocurra el mayor de los milagros, pero también para que todo lo construido durante años se deshaga como carámbanos sentenciados por el sol primaveral.

Acude de manera pasmosa a mi memoria el recuerdo de una de las películas del legendario Alfred Hitchcock. Es su autora, Ana Francés, quien provoca esta evocación. Leer sus relatos me transporta a aquella mítica escena en que un lesionado James Stewart, sentado en su silla, observa sin nada mejor que hacer a través de la ventana con sus prismáticos. Esa misma sensación siento cuando atravieso la frontera numérica que se establece entre capítulo y capítulo de 29 minutos y medio. Nos puede hacer sentir como un dron que sobrevuela discreto y cauto un gran bloque de pisos, deteniéndose en las ventanas en las que capta algún movimiento.

29 minutos y medio es una obra de nuestro tiempo, es un impecable ejemplo de Elevator Pitch aplicado a la literatura, un mosaico de vidas que se desarrollan bajo una aparente desconexión muy bien aparentada. Esta última obra de Ana Francés la componen una serie de relatos en formato de cápsulas rellenas de intensa incertidumbre, una galería de imágenes que nos adelanta un breve cuento para adultos muy bien desarrollado. El suspense es nota predominante en todos ellos, la claridad del lenguaje y la amplia variedad de sensaciones que surgen de un texto que desarrolla sus partes sin descuidar ninguna.

La aventura comienza en cada nuevo relato, la inquietud se asemeja a la idea de cruzar un precipicio caminando sobre una cuerda floja. Es un cara o cruz, una especie de suerte que puede desembocar en una sobredosis de crueldad humana o en notas de humor precedidas de equívocos curiosos.

La ficción parece ser la guía que marca el destino de la obra o quizás sea la realidad, tan increíble y asombrosa, la que con apariencia ficticia desvele el contenido de las líneas de 29 minutos y medio. De cualquier manera, sea cual sea el origen que motivó a la autora a la creación de esta obra, lo cierto es que ha sabido captar bajo una mirada cinéfila el momento clave y transmitido con un lenguaje llano, directo y ameno ha conseguido impactar como piedras que arrojadas a una cristalera consiguen hacerla añicos.

Isamar Cabeza

Si te ha gustado el artículo, por favor ayúdanos a poder ser sostenibles comprando el libro de Ana Francés. Muchas gracias

0 comments on “29 minutos y medio… de vida, Ana Francés

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: