Los escritores tienen su corazoncito, señor editor

libros-sin-leerCuando un escritor novel somete su novela al juicio de la editorial para su posible publicación se siente como el adolescente que declara su amor por primera vez a una dama deseada.

Es cierto que a veces el idilio o flechazo entre autor y editor es instantáneo pero no es lo normal. Suele tropezarse, en el mejor de los casos, con una mirada de desdén y en el peor con un rechazo a bocajarro.

Pero al igual que en las cuitas de amor, el escritor no debe jamás desesperarse ni arrojar los bártulos de escritura al trastero, ni sentir quebrarse su autoestima. Más bien, debe seguir el consejo de Zaratustra: “lo que no nos mata, nos hace mas fuertes”. O el de Cela: “El que resiste, gana”. Si a Bob Dylan le dieron el Nobel de Literatura, quizá poniéndole música a nuestro texto, obtengamos el Grammy. Sigue leyendo Los escritores tienen su corazoncito, señor editor

Equis

El escritor norteamericano Edgar Allan Poe publicó en 1849 un texto humorístico titulado X en un suelto (X-ing a Paragraph). Un relato en el cual un aprendiz de tipógrafo, al comenzar a componer un texto en la imprenta (recién entregado por el dueño del periódico para el cual trabaja), se encuentra con Sigue leyendo Equis