Acalanda TV Autores Crónicas Editorial Amarante Historia Juan J. Ramírez LC Ediciones Libros Literatura Magazine Pintura Poesía Recomendación Redactores Reseñas Tecnología

Cuando las máquinas hermanaron a las personas

Compromiso para mejorar los recursos de las familias a través del entendimiento y la unión con los demás.

El poeta Juan J. Ramírez recita su poema «La niña morena» del libro ALFILES DE LA ESPERANZA (Editorial Amarante), en los murales con motivos del mundo rural español de mediados del siglo XX, pertenecientes a la ermita de San Isidro Labrador (Valladolid, España) pintados por Pascual Aranda.

A partir de la década de los 60, en Castilla y León aconteció un éxodo rural hacia las capitales de las regiones propiciado por la necesidad de mano de obra en una floreciente industria tecnológica, en especial la del automóvil.

A su vez, la labor humana en el campo era cada vez menos necesaria debido a la mecanización progresiva de las operaciones agrícolas y ganaderas; por tanto en aquella época comenzó a forjarse lo que conocemos hoy en día como la explotación intensiva del sector primario.

Sin embargo, todo éxodo arrastra una nostalgia que confronta, en este caso entre compatriotas, dos estilos y concepciones de vida diferentes, el rural y el urbano. Pero lejos de repelerse, se enriquecieron entre sí y a pesar de ser grupos con idiosincrasias diferentes, supieron fundirse en un mismo compromiso, quizá el más universal de todos: el de mejorar los recursos de las familias a través del entendimiento y la unión con los demás.

Un claro ejemplo de esta necesidad por encontrar un espacio nuevo en las ciudades donde poder subsistir por la carencia de trabajo en las plantaciones, es esta coplilla escrita por un lugareño llamado Alejandro López De Hoyos (78 años) del hermoso pueblo de Cisneros De Campos (Palencia, España) durante aquella época de traslados y sueños.

Coplilla escrita por el pastor palentino ALFONSO LÓPEZ DE LOS HOYOS que emigró en la década de los 60 a Valladolid (España) para trabajar en la incipiente industria automovilística. *Fotos de la época del archivo de WIKIPEDIA.

Si te ha gustado el artículo, por favor, ayúdanos a poder ser sostenibles comprando el libro de Juan J. Ramírez. Muchas gracias

0 comments on “Cuando las máquinas hermanaron a las personas

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: