Literatura: poesía, narrativa y dramaturgia

Segregar los tres pilares de la literatura ha sido un error inenarrable. Es algo análogo a quitarle las patas a una mesa, los cimientos a un edificio o las piernas a una persona. Tres campos íntimamente unidos que constituyen el total de la invención escrita.

Para un porcentaje muy elevado de personas, la poética implica connotaciones cursis, de extrema sentimentalidad, siempre teñidas con lágrimas y anhelos imposibles cuya temática es el desamor, la muerte de un ser querido o la nostalgia por el tiempo pasado.

El siglo XXI se caracteriza, primordialmente, por un desdeño inculto hacia todo lo que nos ha traído a nuestro hoy. Ignorar el pasado implica desconocer dónde nos encontramos y cuál es nuestro futuro. El acervo cultural no puede ignorarse ya que sin raíces estamos perdidos, desamparados, errabundos y sumidos en un desconcierto apabullante.

Sigue leyendo Literatura: poesía, narrativa y dramaturgia

El abandono de la narrativa infantil

En nuestra aparente novedosa sociedad, repleta de tecnología y posibilidades sin límites, hemos olvidado un hecho inexorable, algo que comienza a asumirse como ausente desde todo punto de vista. Hablo de la infancia, de ese periodo fantástico y necesariamente maravilloso donde vamos a asentar el devenir de toda persona.

Pudiera parecer que los niños ya no existen, o al menos que no importan en absoluto. Fabricamos vehículos, aeronaves, centrales atómicas, lanzaderas espaciales, relojes parlantes, calculadoras científicas, tejidos ignífugos, fibra óptica, mandos a distancia, ordenadores miniaturizados. De todo, vamos. Quizá, mientras estamos ocupados diseñando maravillas y proyectos de futuro, hemos dejado atrás la mera simplicidad que siempre resulta fascinante y ahora denominamos minimalista. Sigue leyendo El abandono de la narrativa infantil