Literatura: poesía, narrativa y dramaturgia

Segregar los tres pilares de la literatura ha sido un error inenarrable. Es algo análogo a quitarle las patas a una mesa, los cimientos a un edificio o las piernas a una persona. Tres campos íntimamente unidos que constituyen el total de la invención escrita.

Para un porcentaje muy elevado de personas, la poética implica connotaciones cursis, de extrema sentimentalidad, siempre teñidas con lágrimas y anhelos imposibles cuya temática es el desamor, la muerte de un ser querido o la nostalgia por el tiempo pasado.

El siglo XXI se caracteriza, primordialmente, por un desdeño inculto hacia todo lo que nos ha traído a nuestro hoy. Ignorar el pasado implica desconocer dónde nos encontramos y cuál es nuestro futuro. El acervo cultural no puede ignorarse ya que sin raíces estamos perdidos, desamparados, errabundos y sumidos en un desconcierto apabullante.

Sigue leyendo Literatura: poesía, narrativa y dramaturgia

Los géneros narrativos. El cuento

La literatura debió comenzar, al igual que la música, con improvisaciones fantásticas y orales, aportando una atmósfera inusitada y creíble siempre a tenor del oyente. Es oportuno segregar el matiz de «fantasía» contra o frente al término «invención», siendo éste último un adjetivo de ámbito más despectivo y próximo a la mentira o el engaño. Dado que la semántica del género es muy amplia, y por ende éste controvertido, debemos aceptar la definición primera de la RAE que lo especifica como una narración breve de ficción. El término genérico parece no centrarse concretamente en la dimensión que el cuento ocupa en la narrativa, pues nos referimos al mismo pronombre con diversas alusiones muy divergentes entre sí.

Sigue leyendo Los géneros narrativos. El cuento