Literatura: poesía, narrativa y dramaturgia

Segregar los tres pilares de la literatura ha sido un error inenarrable. Es algo análogo a quitarle las patas a una mesa, los cimientos a un edificio o las piernas a una persona. Tres campos íntimamente unidos que constituyen el total de la invención escrita.

Para un porcentaje muy elevado de personas, la poética implica connotaciones cursis, de extrema sentimentalidad, siempre teñidas con lágrimas y anhelos imposibles cuya temática es el desamor, la muerte de un ser querido o la nostalgia por el tiempo pasado.

El siglo XXI se caracteriza, primordialmente, por un desdeño inculto hacia todo lo que nos ha traído a nuestro hoy. Ignorar el pasado implica desconocer dónde nos encontramos y cuál es nuestro futuro. El acervo cultural no puede ignorarse ya que sin raíces estamos perdidos, desamparados, errabundos y sumidos en un desconcierto apabullante.

Sigue leyendo Literatura: poesía, narrativa y dramaturgia

La narrativa a principios del siglo XXI

Un planteamiento generacional debe entenderse como el conjunto de personas que, habiendo nacido en fechas próximas y recibido educación e influjos culturales y sociales semejantes, adoptan una actitud en cierto modo común en el ámbito del pensamiento o de la creación.

En primera instancia, lo anterior pudiera parecer algo específico a tenor de otros grupos precursores motivados por las artes en general. Algo común, en cierto modo o manera, nos llega impuesto por la diversidad, casi innumerable, de sensaciones y sucesos que trascurren en nuestro derredor y modulan el basamento cultural del individuo.

Siempre con referencias pretéritas, ahora vemos que la generación a fecha del presente no parece tener un ámbito común en cualquier sentido; existe no ya la pluralidad, sino una inquietante divergencia que ensalza lo individual y cercena por completo el concepto de grupo.

Sigue leyendo La narrativa a principios del siglo XXI